Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incendio de un hospital en la India causa al menos 89 muertos

Las autoridades locales denuncian que la causa de la tragedia ha sido la negligencia, ya que la estructura carecía de medidas antiincendios

Trabajadores de los equipos de rescate evacúan el cuerpo sin vida de una paciente de un hospital de AMRI en Calcuta (India) tras un incendio
Trabajadores de los equipos de rescate evacúan el cuerpo sin vida de una paciente de un hospital de AMRI en Calcuta (India) tras un incendio EFE

Al menos 89 personas han muerto hoy por un incendio en un hospital de Calcuta, en el este de la India, causado por una negligencia que las autoridades calificaron de "crimen imperdonable" por la falta de medidas antiincendios en el edificio. Los medios locales han informado de 89 muertos -78 de ellos pacientes- en un recuento que ha ido elevando el número de fallecidos durante el día conforme eran recuperados los cadáveres del complejo hospitalario AMRI, en el sur de Calcuta.

Aunque muchas de las víctimas han muerto quemadas, la mayoría han fallecido por asfixia, y los pacientes más afectados han sido los de la unidad de cuidados intensivos, según el diario The Times of India. Varios expertos han explicado que como el edificio está rodeado de una fachada de cristal, el gas y el humo que se había acumulado no tenía por dónde salir al exterior.

La jefa del Gobierno regional de Bengala, Mamata Banerjee, ha llegado a las inmediaciones del hospital a media mañana y enseguida ha apuntado a los gestores del hospital privado como responsables del incendio, que ha empezado hacia las tres de la madrugada (hora local).

Según la cadena india NDTV, la jefa del Ejecutivo de Bengala ha atribuido el incendio a una negligencia que calificó de "crimen imperdonable" y ha pedido que se aplique "la condena más dura posible" a los responsables, a los ya se ha retirado el permiso de actividad. Mamata ha anunciado por la tarde que han sido detenidos cuatro directivos del centro sanitario y dos ejecutivos de las empresas propietarias, los grupos empresariales Emami y Shrachi. Los responsables del Ejecutivo regional han reconocido que las autoridades tenían muchos problemas para identificar los cuerpos y que iban a mostrar fotos de los fallecidos para que los familiares ayudaran con el reconocimiento.

Los medios locales han revelado que el complejo hospitalario, inaugurado en 1996, no disponía de detectores de humo a pesar de que hace solo tres años ya registró un incendio de grandes dimensiones. Una persona que ha participado en las tareas de rescate ha relatado a NDTV que hubo muchas dificultades para salvar en medio del caos a las cerca de 160 personas que había atrapadas ya que muchas puertas y ventanas estaban bloqueadas.

Mamata ha tenido que calmar los ánimos de los cientos de parientes que abarrotaban desde primera hora de la mañana los alrededores del hospital viendo como los equipos de rescate no daban abasto para sacar a los afectados de las siete plantas del edificio. Algunos familiares de los pacientes han asaltado la recepción del hospital ante la falta de información y la falta de asistencia a las personas que aún había en las plantas más altas del inmueble.

El personal del hospital huyó

Los vecinos de la zona y los bomberos que acudieron al hospital para auxiliar a quienes estaban en el edificio han indicado que la mayor parte del personal del centro se marchó en cuanto se percató del incendio. "Dejaron que los pacientes muriesen", ha asegurado un familiar. Otra queja ampliamente expresada por los familiares de las víctimas ha sido la tardanza en llegar de los bomberos, que no se han presentado el hospital hasta dos o tres horas después del inicio del siniestro.

Este extremo ha sido negado a NDTV por un responsable de los bomberos, quien ha afirmado que han acudieron de inmediato tras ser avisados hacia las cuatro, y ha añadido que la responsabilidad era del hospital por carecer de medidas antiincendio. Según el Times of India, el hospital ya habría anunciado una compensación de 500.000 rupias (algo más de 7.190 euros) para las familias de las víctimas y tanto el Gobierno estatal como el central también estarían dispuestos a otorgar compensaciones. El fuego se ha declarado por causas desconocidas en el sótano del centro sanitario, localizado en el barrio de Dhakuria, un espacio diseñado como aparcamiento pero que se había convertido en almacén en el que había mucho material inflamable.