Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Yemen dice que dimite pero no entregará el poder a la oposición

Ali Abdalá Saleh aseguró que se retirará del cargo que ha ocupado durante 33 años.

El presidente de Yemen, Alí Abdalá Saleh.
El presidente de Yemen, Alí Abdalá Saleh. REUTERS

El presidente de Yemen, Ali Abdalá Saleh, ha dicho este sábado a una delegación de parlamentarios que dimitirá como reclaman los manifestantes en su país, pero que no dejará el poder en manos de la oposición. La televisión yemení informó de las palabras de Saleh en esa reunión, en la que aseguró que su renuncia se producirá “en los próximos días.

“Rechazo el poder y en los próximos días renunciaré a él, pero no para entregárselo a la oposición”, dijo Saleh según la televisión pública yemení. “Hay personas entre quienes detentan ahora el poder, ya sean civiles o militares, que van a tomarlo. Es imposible que ellos saboteen el país”, agregó Saleh.

El mandatario regresó por sorpresa el pasado 23 de septiembre a Yemen tras resultar gravemente herido en un atentado contra el palacio presidencial en junio pasado y tratado de sus heridas en Arabia Saudí.

Esta no es la primera vez que Saleh asegura que abandonará el poder

A su regreso, el mandatario volvió a comprometerse con el traspaso pacífico del poder que figura en un plan del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) e instó a los opositores a alcanzar el poder mediante elecciones. Desde finales de enero pasado, Yemen vive una revuelta popular que se ha recrudecido en las últimas semanas con la muerte de más de un centenar de personas.

Tawakul Kerman: “No le creemos”

La activista opositora yemení Tawakul Kerman, galardonada el viernes con el Premio Nobel de la Paz, ha manifestado sus dudas sobre las declaraciones del presidente yemení. “En general, no le creemos”, ha afirmado Karman en declaraciones a Al Yazira. Por eso, Karman ha asegurado que los manifestantes “seguirán adelante con la revolución pacífica” hasta que Saleh entregue “el poder que ha robado al pueblo revolucionario”.

Esta no es la primera vez que Saleh asegura que abandonará el poder. Entre los ejemplos más conocidos, en tiempo de paz, se encuentra el de las elecciones de 2006, a las que anunció que no comparecería para finalmente postularse como candidato. El presidente revalidó su mandato con casi un 80% de los votos.

Ya durante la actual crisis política por las protestas de la oposición y la sublevación de parte del Ejército, Saleh accedió hasta en tres ocasiones a firmar el plan del Consejo de Cooperación del Golfo, pero en las tres se retractó momentos antes de suscribir el documento oficial.