Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía apelará ante el Tribunal de Justicia Internacional contra el bloqueo a Gaza

Erdogan prepara una visita a la Franja y estudia escoltar futuras flotillas humanitarias.- La ONU y la UE urgen a Ankara e Israel a mejorar su relación

El secretario general de la ONU y diversos Gobiernos europeos han pedido este sábado a Turquía e Israel que pongan fin a su grave enfrentamiento diplomático y han expresado preocupación por la crisis. Turquía, sin embargo, ha insistido en su propósito de luchar contra el bloqueo israelí sobre Gaza y ha alzado el tono de las hostilidades verbales. El Gobierno de Ankara ha anunciado que en unos días apelará al Tribunal de Justicia Internacional de La Haya para que establezca si el bloqueo es legítimo, como afirma el reciente informe de la ONU sobre el asalto a la Flotilla de la Paz, o si, como cree Turquía, se trata de "algo completamente ilegal e inaceptable".

El Gobierno de Israel ha rechazado de nuevo la posibilidad de disculparse por la violencia de su asalto a los activistas de la flotilla, como exige Turquía, aunque ha expresado su deseo de que las relaciones entre ambos países vuelvan "pronto a la normalidad".

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, ha lamentado la expulsión del embajador de Israel en Ankara y ha urgido a ambos Gobiernos a "mejorar su relación", cada vez más deteriorada desde la invasión israelí de Gaza en diciembre de 2008, "por el bien de la paz en Oriente Próximo". Los ministros europeos de Exteriores han aprovechado que el ministro turco, Ahmed Davutoglu, se ha reunido con ellos en Polonia para pedirle que haga lo posible para "no agravar la situación". "Turquía debe aceptar los resultados de la investigación de la ONU", ha dicho el ministro alemán Guido Westerwelle. "Seguimos la crisis con gran preocupación, Turquía desempeña un papel crucial en Oriente Próximo", ha agregado.

Davutoglu ha preferido no realizar declaraciones públicas tras la reunión. Pero poco antes dijo a una televisión turca que su país no podía "permanecer en silencio" después de la muerte de nueve de sus ciudadanos en el asalto a la nave Mavi Marmara, el 31 de marzo de 2010. "Si el Tribunal Internacional de Justicia considera que el bloqueo de Gaza es legítimo, acataremos la decisión", aseguró.

El diario turco en lengua inglesa Hürriyet Daily News ha anunciado, citando fuentes gubernamentales anónimas, que la flota de Turquía incrementará su presencia en el Mediterráneo oriental y adoptará "una actitud más agresiva" para contrarrestar el dominio israelí. "El Mediterráneo oriental dejará de ser un lugar en el que las fuerzas navales israelíes pueden practicar sus tácticas intimidatorias contra embarcaciones civiles", declara uno de los altos cargos citados por Hürriyet.

La misma fuente indica que la flota turca está dispuesta a escoltar en el futuro naves civiles que transporten ayuda a Gaza. El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha pedido a sus diplomáticos que le organizaran una visita a Gaza lo antes posible, para demostrar la firmeza de sus propósitos.