Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La limpiadora demanda a Strauss-Kahn por la vía civil

La víctima de la supuesta agresión sexual ha solicitado una indemnización al juez cuya cantidad no ha querido revelar

Paralelamente a las pesquisas criminales abiertas por el fiscal del distrito de Manhattan contra Dominique Strauss-Kahn, la víctima de la supuesta agresión sexual, la guineana Nafissatou Diallo, ha interpuesto este lunes una demanda civil contra el político francés. Sus abogados anunciaron que Diallo, limpiadora del hotel Sofitel donde se alojaba el exgerente del FMI, ha presentado cargos en un juzgado del Bronx y ha solicitado una indemnización al juez cuya cantidad no ha querido revelar.

Los letrados alegan en la demanda que Diallo sufre graves secuelas psicológicas después de la supuesta agresión sexual en la que Strauss-Kahn, según su versión, la manoseó y la obligó a practicarle una felación. En un principio, el pasado 14 de mayo, al presentar la denuncia en la policía, el fiscal del distrito Cyrus Vance ordenó el arresto del político y presentó cargos por la vía criminal, por lo que aquel se enfrentaría a hasta 74 años de prisión.

"La Sra. Diallo impone esta demanda para reivindicar sus derechos, reafirmar su dignidad como mujer y hacer que Dominique Strauss-Kahn responda ante la ley por los actos violentos y deplorables que cometió", dice la demanda.

En julio el fiscal dejó en libertad condicional al político y reveló, a través de sus portavoces, que había encontrado inconsistencias en el relato que Diallo había contado de los hechos ocurridos en el hotel. Además, los fiscales obtuvieron una grabación de una conversación de Diallo con un amigo suyo, encerrado en una cárcel de inmigración de Arizona por narcotráfico, mantenida en el lenguaje Fulani, propio del oeste de África, en la que parecía decir: "Sé lo que me hago, éste hombre tiene mucho dinero".

Diallo negó haber dicho esas palabras y los fiscales analizaron la grabación y sus posibles traducciones con unos intérpretes. Hasta la fecha, la limpiadora no tenía forma de obtener ninguna indemnización por el caso porque se estaba dilucidando por la vía criminal. Sólo ahora, y ante la posibilidad de que el fiscal desestime los cargos en una vista programada para el 24 de agosto, Diallo ha decidido poner su propia demanda.

Los abogados de Strauss-Kahn han pedido que se cierre el caso en numerosas ocasiones, dados ciertos episodios turbios en el pasado de la limpiadora, como que mintiera sobre su biografía para obtener asilo político en EE UU.