Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán acusa a Israel y EEUU del asesinato de un científico nuclear

"Los americanos deben reflexionar cuidadosamente sobre las consecuencias de estos actos", asegura el presidente del Parlamento

El presidente del Parlamento iraní, Alí Larijani, afirmó que el asesinato de un científico nuclear iraní el sábado en Teherán ha sido "un acto terrorista" de Estados Unidos e Israel, según informó hoy la agencia Mehr. "Este acto americano sionista contra un científico de nuestro país es un nuevo signo del grado de animosidad de Estados Unidos. Los americanos deben reflexionar cuidadosamente sobre las consecuencias de estos actos", señaló.

Un físico iraní fue asesinado el sábado a tiros en Teherán, a las puertas de su casa, por un motociclista que logró darse a la fuga, según informó la agencia iraní Isna, que aseguró que fuentes policiales corroboraron que se trataba de Dariush Rezaie, profesor universitario y científico nuclear de 35 años. La esposa de Rezaie resultó herida en el atentado. Varios científicos han sido asesinados en Irán en los últimos años en ataques similares.

En este asunto, el del programa nuclear iraní, todo suele ser muy confuso. El viceministro de Interior, Safarali Baratlou, dijo que no estaba claro si Rezaie formaba parte del equipo de científicos del programa nuclear. "Nadie ha sido detenido", dijo Baratlou.

En meses recientes varias personas han sido detenidas por su presunta implicación en una red de espionaje al servicio de países extranjeros. El programa nuclear de Irán, cuyo Gobierno insiste en que solo tiene fines pacíficos, es un quebradero de cabeza para los países occidentales e Israel, que sospechan que el régimen iraní pretende hacerse con la bomba atómica. Un virus informático causó serios problemas el año pasado a los científicos iraníes.

Envenenamiento

Son muchos los obstáculos. En noviembre pasado el profesor Mayid Shahriyarí murió en un atentado y su esposa fue herida. Y también resultaron heridos el profesor Ferydún Abbasí-Davaní y su mujer. En ambos casos, los terroristas colocaron bombas magnéticas en sus vehículos. En enero de 2010, otro científico, Masud Ali Mohammadí, murió en similares circunstancias. Dos años antes, otro científico nuclear falleció por un envenenamiento de gas. Teherán apuntó entonces al Mosad israelí como autor de los asesinatos.

Shahram Amirí, que investigaba el uso médico de isótopos radiactivos, desapareció durante una peregrinación a La Meca en mayo de 2009. El régimen de Teherán acusó a EE UU de secuestrar a Amirí con la colaboración de Arabia Saudí. Regresó a Irán, pero no se ha vuelto a tener noticia de él. Ali Reza Asgarí, exgeneral retirado de la Guardia Revolucionaria y viceministro de Defensa, desertó en 2007 durante un viaje a Estambul. Teherán atribuyó su secuestro al Mosad y a la CIA.