Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Zawahiri, el médico que inyectó ideología a Bin Laden

La web islamista Ansar al Mujahidin informa de que el oftalmólogo egipcio ha sido elegido nuevo líder de Al Qaeda

"Al Zawahiri no es carismático. No se involucró en la anterior guerra de Afganistán y creo que tiene muchos detractores dentro de la organización". Así respondió el consejero de Seguridad estadounidense John Brennan un día después de la caída de Osama bin Laden a preguntas de la prensa sobre el considerado entonces número dos de Al Qaeda. La sucesión en la red terrorista estaba en el aire y había que poner nombre y apellidos al nuevo líder. Un mes y medio después de la muerte de Bin Laden en Abbottabad (Pakistán) y finalizada la dirección interina del egipcio Saif al-Adel, veterano combatiene en la guerra afgana contra los soviéticos, la cúpula de Al Qaeda ha respondido a los recelos de Brennan con la elección como nuevo jefe de jefes de Abi Mohamed Ayman al Zawahiri.

Nació en 1951 en el barrio de Guiza de El Cairo (Egipto) en el seno de una familia acomodada con presencia en el mundo de la medicina. Al Zawahiri siguió la misma senda cursando estudios en la Universidad de la capital egipcia. Y ejerció durante los años 80 en una clínica del barrio cairota de Maadi, una zona de residentes extranjeros y gente adinerada. A la medicina, Al Zawahiri unió el estudio religioso -le venía de tradición, su abuelo fue imam de la prestigiosa mezquita de Al Azhar- y una relación muy temprana con los Hermanos Musulmanes, organización islamista ilegal en Egipto desde 1954.

Asesinato de El Sadat

El doctor egipcio dio un paso más allá en la formación de una gran nación islámica con el liderazgo de la organización Yihad Islámica, fundada en 1973. Bajo el sello de este grupo terrorista, un grupo de hombres disfrazados de militares asesinó en 1981 al presidente egipcio Anuar el Sadat basándose en el acuerdo de paz que Sadat había alcanzado con el Gobierno israelí. Al Zawahiri fue arrestado por conspiración y declarado inocente, pero fue encarcelado durante tres años por tenencia de un arma.

La clínica en El Cairo de los años 80 dio paso en 1985 a su desempeño como facultativo en la Media Luna Roja, en la que trabajó con los combatientes que oponían resistencia en Afganistán a la presencia soviética. Fue entonces, en Pakistán, donde entró por primera vez en contacto con el acaudalado saudí Osama bin Laden. Desde entonces, Al Zawahiri se convirtió en un referente intelectual e ideológico del que más tarde fuera el enemigo número uno de Estados Unidos y líder de la red Al Qaeda, nacida en aquella época en Peshawar (Pakistán). En 1988, Al Zawahiri y Bin Laden unieron las fuerzas de Yihad Islámica y Al Qaeda.

Un supuesto intento de asesinato en 1993 contra la entonces primera ministra paquistaní, Benazir Bhutto, provocó la expulsión del país de Al Zawahiri. De ahí viajó a Sudán. Seis años después fue relacionado con los atentados contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania. Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, Interpol ordenó su busca y captura como "cabeza" de Al Qaeda. Washington ofreció 25 millones de dólares de recompensa por su captura.