Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Partido socialista francés mantiene el calendario de las elecciones primarias

Uno de los dirigentes de la formación, Harlem Desir, aclara que la detención de DSK es un "asunto privado"

Francia se ha despertado hoy con la impactante imagen de Dominique Strauss-Kahn arrestado en Nueva York, esposado, mirando al vacío, con las manos a la espalda y escoltado por dos policías que le trasladaban por la noche de la comisaría de Harlem donde ha pasado las últimas horas. Las cadenas de televisión francesa repiten continuamente, con una fijación casi hipnótica, las tomas en las que aparece el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y hasta el domingo candidato preferido de los franceses para convertirse en el presidente de la República, con el rostro estragado y la chaqueta descolocada, en el peor momento de su vida política.

Los políticos franceses, a izquierda y a derecha, siguen basculando entre la incredulidad y la prudencia, pero, casi un día y medio después de la detención, ya empiezan a verse las primeras consecuencias de este terremoto político. Un dirigente del Partido Socialista, Harlem Desir, ha manifestado que se mantendrá el calendario previsto para las elecciones primarias socialistas de las que saldrá el candidato que se enfrentará a Sarkozy en 2012. Además, Desir añadió, en un intento de apartar al partido del incidente, que la detención de Strauss-Kahn "no es un asunto político sino privado". Y concluyó: "El PS ni está descabezado ni debilitado. Cuenta con personalidades capaces de dirigir el Estado como Martine Aubry o François Hollande, entre otros".

Así, el plazo para presentar la candidatura a las primarias se abrirá el 28 de junio y terminará el nueve de julio. Y todo apunta a que Dominique Strauss-Kahn no acudirá. La prensa francesa ya ve al líder político francés completamente descabalgado de la carrera política. También la mayoría de los analistas y politólogos franceses, que hoy no cesan de comentar la imagen de Strauss-Kahn esposado. El periódico Libération titulaba hoy "DSK OUT", dejando claro el inexistente futuro político del que hasta el domingo era el líder con más porvenir de Francia. Le Figaro, en un editorial, resume: "Ya no será el presidente de Francia", "El nuevo ídolo de la izquierda francesa está pulverizado". El diario económico Les Echos titula su editorial también de una manera sintomática: "Fuera de pista".