Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Martelly, el cantante que se reinventó como presidente

Michel Martelly, Puerto Príncipe (1961), ha ganado la segunda vuelta de los comicios presidenciales celebrados el 20 de marzo en Haití al obtener el 67,57% de los votos, frente al 31,74% conseguido por su contrincante, la ex primera dama Mirlande Manigat, según los resultados provisionales divulgados por el Consejo Electoral Provisional. Martelly, conocido popularmente como Sweet Micky, es hijo de Gerard Martelly, supervisor de una planta petrolera perteneciente a la clase media haitiana.

Cursó estudios en la escuela católica Saint Louis de Gonzague y en el Centro de Estudios Secundarios con el fin de acceder a la Escuela de Medicina. Tras ser rechazado en las pruebas de acceso, Michel opta por inscribirse en la Academia Militar Haitiana, para desertar poco después y emigrar a Estados Unidos para estudiar y trabajar en el área de la construcción.

En 1986 se divorcia y decide regresar a Haití justo cuando el dictador Jean-Claude Duvalier (Baby Doc) es derrocado y llevado al exilio. Poco después regresa a los Estados Unidos con su novia Sofía para contraer matrimonio en Miami.

Antes de emprender carrera política Martelly fue uno de los cantantes más populares de Haití. Fue precisamente un compañero de profesión, la estrella del hip-hop Wyclef Jean, quien ha hecho campaña por su colega tras sufrir un ataque en el que resultó herido leve de bala en Puerto Príncipe.

Durante la campaña Martelly dejó a un lado las extravagancias propias de la farándula en favor de los trajes a medida y de un discurso depurado en el que hizo hincapié en la reforma de la agricultura, la racionalización de la ayuda humanitaria y el restablecimiento de la ley y el orden. Ahora se enfrenta al reto de acelerar la reconstrucción de un país que antes del terremoto era ya el más pobre del hemisferio occidental y uno de los más inestables políticamente.