Netanyahu reconoce que hay un gran escepticismo ante el reinicio de las conversaciones de paz

El primer ministro israelí afirma que un acuerdo "es difícil pero posible".-

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se ha referido hoy por primera vez a la reanudación del proceso de paz con los palestinos, anunciada el viernes por la secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton. Cree Netanyahu que un acuerdo de paz es "difícil pero posible", aunque reclama un interlocutor comprometido de veras con el proceso para que llegue a buen puerto.

Netanyahu ha presidido hoy la reunión semanal de su gabinete y ha hecho unas breves declaraciones sobre las nuevas negociaciones, que deberían arrancar el próximo 1 de septiembre, cuando el presidente palestino, Mahmud Abbas, y él mismo se reúnan a cenar en la Casa Blanca, invitados por el presidente estadounidense, Barack Obama. Es consciente el primer ministro israelí de que reina el escepticismo sobre que las conversaciones terminen realmente con la creación de un Estado palestino.

"Sé que hay un profundo escepticismo. Han pasado 17 años del proceso de Oslo (1993), se comprende que lo haya", ha reconocido. "Queremos sorprender a todos los críticos y los escépticos, pero para hacerlo, necesitamos un socio sincero en el lado palestino", ha comentado.

"Alcanzar un acuerdo de paz entre nosotros y la Autoridad Palestina es difícil, pero posible", ha dicho Netanyahu.

No obstante, no ha mencionado uno de los escollos más importantes a la hora de retomar las negociaciones: las colonias judías en Cisjordania, especialmente en Jerusalén este, y el fin en septiembre de la moratoria de 10 meses sobre la construcción de estos enclaves judíos en tierras palestinas.

De hecho, los palestinos consideran ahora mismo el tema de las colonias como el más importante para que las negociaciones lleguen siquiera a arrancar. Lo ha dicho en la radio israelí el negociador jefe de los palestinos, Saeb Erekat: "Si [Netanyahu] decide continuar con [la construcción de] asentamientos el 26 de septiembre, lo sentimos, las negociaciones no pueden continuar".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS