El ex gobernador de Illinois que intentó vender el escaño de Obama mintió al FBI

Un jurado declara culpable de falso testimonio a Rod Blagojevich.- El juicio puede declararse nulo por falta de acuerdo en otros 23 delitos de corrupción

De los 24 cargos por los que se le juzgaba, entre ellos el supuesto intento de venta del escaño de Barack Obama en el Senado federal en 2008, al ex gobernador de Illinois, Rod Blagojevich, sólo se le consideró culpable, el martes, de uno: haberle mentido a los agentes del FBI que investigaban su caso ya en 2005. En el resto, el jurado quedó bloqueado y el juez los desestimó. La fiscalía ya ha anunciado que volverá a presentar los mismos cargos para que se repita el juicio.

Por un falso testimonio ante el FBI, el ex gobernador, que ya ha anunciado que apelará la decisión, se enfrenta ahora a hasta cinco años de prisión y 250.000 dólares de multa. El jurado consideró que había pruebas fehacientes de que había mantenido una lista de donantes que financiaban sus campañas electorales y a los que había dado trato de favor, aunque no admitió esos extremos ante los agentes que le interrogaron en 2005. Por eso se le consideró culpable de mentir en una investigación federal.

Del resto, de las acusaciones de corrupción, de sus supuestas negociaciones para vender el escaño de Obama, de aquella afirmación ("yo sólo quiero ganar dinero") grabada por el FBI , el jurado no pudo concluir nada. El juicio duró siete semanas. El jurado, compuesto por 12 personas, deliberó durante 14 días, dando signos de estancamiento al juez desde la primera semana. Según el testimonio de diversos miembros, buena parte de los cargos, incluido el de tratar de vender el escaño de Obama, quedó bloqueada por la oposición de una sola mujer, ya que para era necesario un fallo unánime.

El presidente del jurado, James Matsumoto, concedió ayer una entrevista al canal de televisión NBC en la que explica que esa mujer, una jubilada, "vio en las conversaciones de Blagojevich a un político que hablaba con otros políticos como hablan los políticos". "No veía que se estuviera cometiendo un delito, sólo oía conversaciones. Sólo conversaciones".

La anulación de buena parte del juicio no es una absolución. Pero Blagojevich no pareció interpretarlo así. Acostumbrado ya a convertir su juicio en un espectáculo, dijo ante los medios: "Este jurado ha demostrado que el Gobierno se ha dedicado a lanzar en mi contra todo lo que ha encontrado a su paso, a excepción tal vez del fregadero de la cocina. No han podido demostrar que yo haya hecho nada malo".

Blagojevich es el cuarto gobernador de Illinois que es juzgado por corrupción en los últimos años . El nueve de diciembre de 2008, a un mes de la victoria de Obama en las elecciones presidenciales, fue arrestado a las puertas de su casa y trasladado a una comisaría para ser interrogado. El FBI llevaba meses espiándole y, en una de sus grabaciones, el entonces gobernador dijo: "Tengo esto que es jodidamente valioso y no lo voy a regalar sin obtener nada a cambio".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Mantuvo silencio durante 10 días. Finalmente, y a pesar de las pruebas del Gobierno, convocó a los medios para proclamar su inocencia. No dimitió. Tuvo que ser recusado por el Congreso de Illinois el 29 de enero de 2009, ocho días después de la toma de posesión del presidente Obama.

En una de sus últimas decisiones como gobernador, Blagojevich eligió al abogado Roland Burris para que ocupara el puesto de Obama. Este caso de supuesta corrupción ha facilitado que, por primera vez en mucho tiempo, el escaño del Senado dejado por un presidente pueda pasar a manos de sus opositores. Las últimas encuestas en Illinois muestran un empate técnico entre demócratas y republicanos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50