Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos soldados y dos civiles asesinados en Afganistán

Ya son 33 los militares fallecidos en el país en el mes de junio

Dos militares de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) de la OTAN y dos civiles afganos han muerto en el sur del país por sendas explosiones de dos bombas de fabricación casera, arma muy común entre la insurgencia, según han anunciado la Alianza atlántica y las autoridades locales. La nacionalidad de los fallecidos no ha sido revelada, de acuerdo con los protocolos de la misión.

"Un terrorista suicida ha salido al paso de una patrulla de las fuerzas internacionales", ha precisado un portavoz del gobernador de la provincia de Zaboul, donde dos civiles han muerto y otras trece personas han resultado heridas. Dos de ellas eran agentes de policía.

El mes de junio va camino de ser uno de los peores para la OTAN desde el inicio de su presencia en Afganistán, hace casi 10 años. Junto a las bajas de hoy, ya son más de 33 militares fallecidos. El record macabro pertenece a agosto de 2009, con 77 muertos. Además, otros siete soldados fallecieron en el ataque a convoy de suministros en el vecino Pakistán, a las puertas de Islamabad, capital del país, principal vía de suministro a las tropas estacionadas en Afganistán tras el cierre de la base aérea de Uzbekistán.

En la capital de Afganistán, Kandahar, alrededor de 40 personas murieron y más de 70 resultaron heridas por una explosión de origen desconocido durante la celebración de una boda, en uno de los incidentes más mortíferos ocurridos en Afganistán en los últimos meses.