Un ministro liberal, primera dimisión en la coalición de gobierno del Reino Unido

David Laws, secretario-jefe del Tesoro, presenta su dimisión tras devolver 40.000 libras (47.000 euros) en alquileres costeados por el Estado

David Laws, secretario-jefe del Tesoro y una de las estrellas ascendentes de los liberal-demócratas británicos, ha presentado su dimisión tras haber aceptado devolver 40.000 libras (47.000 euros) en alquileres costeados por el Estado. Laws no había hecho nunca público que en realidad la persona con la que compartía piso, y a la que pagaba un alquiler mensual de 1.100 euros, era su compañero sentimental. El político liberal, muy respetado en la coalición británica, había asegurado en una nota que no mantuvo ese dato en secreto por razones financieras sino porque no quería hacer pública su sexualidad.

Significativamente, el primer ministro, David Cameron, no le había dado su apoyo personal, aunque ha celebrado que haya decidido llevar el asunto a las autoridades parlamentarias correspondientes. El problema era que Laws era el responsable de llevar a la práctica los recortes presupuestarios recién acordados por la coalición y su autoridad moral quedaba gravemente dañada por este escándalo. Su sustituto en el Tesoro será el también liberal-demócrata Danny Alexander.

Míster Integridad

David Laws hizo una gran fortuna en la City pero dejó los negocios para dedicarse a la política. "Es Míster Integridad", le ha defendido el ex líder de los liberal-demócratas Paddy Ashdown. "Si quisiera, podría estar ganando muchísimo dinero".

Según ha revelado el diario The Telegraph, David Laws vivía en un piso propiedad de su compañero, James Lundie, al que pagaba un alquiler mensual por una habitación entre 2001 y agosto de 2009. El político declaraba ese alquiler como su segunda residencia -la primera es la de su circunscripción, en Yeovil- por lo que tenía derecho a pasar ese alquiler como gastos parlamentarios.

El problema es que, desde 2006, los diputados no pueden pedir que se les devuelva el dinero por alquileres abonados a familiares, incluidos esposos o compañeros "que se tratan como esposos". "Aunque vivíamos juntos, no nos tratábamos como esposos; por ejemplo, no compartíamos cuentas bancarias y teníamos vidas sociales separadas", ha explicado Laws en una nota. "Sin embargo, ahora acepto que eso era algo abierto a muchas interpretaciones y voy a devolver de inmediato los costes del alquiler y otros gastos de vivienda que he reclamado desde que se cambiaron las reglas y hasta agosto de 2009".

"Mi motivación en esto no era para maximizar un beneficio sino simplemente para proteger nuestra privacidad y mi deseo de no revelar mi sexualidad", añade la nota. En declaraciones a The Times, explica: "Cuando crecí, ser gay no era aceptable para la mayoría de la gente, incluidos muchos de mis amigos. Por lo tanto, es algo que he mantenido en secreto a toda la gente que conozco durante todos los días de mi vida. No ha sido fácil y, de alguna manera, es un alivio no tener que seguir engañando a aquellos cercanos a mí sobre cómo soy realmente".

Lo más visto en...

Top 50