Un diputado portugués interrumpe una entrevista y se lleva las grabadoras

La escena fue grabada en vídeo por los redactores de la revista 'Sábado'.- Los reporteros han presentado una denuncia por robo y atentado contra la libertad de prensa y de información

El diputado portugués Ricardo Rodrigues, vicepresidente del grupo parlamentario socialista, estaba en plena entrevista con dos periodistas de la revista Sábado , cuando visiblemente enojado, dio por terminado el encuentro, se levantó, cogió las dos grabadoras de encima de la mesa, se las metió en el bolsillo y se fue. Y tan campante. La escena fue registrada en vídeo por el fotógrafo de Sábado y la difusión de las imágenes ha dado pie a un escándalo mayúsculo. Los reporteros han presentado una denuncia por robo y atentado contra la libertad de prensa y de información, y el sindicato de periodistas ha condenado la actitud del diputado y ha pedido que el caso sea analizado por la comisión parlamentaria de derechos, libertades y garantías. Por su parte, el diputado Rodrigues presentó una providencia cautelar ante un juez de Lisboa contra los periodistas y contra la revista, con el objetivo de impedir la salida a la calle de la revista. Fracasó en su intento y el último número de Sábado, con la accidentada entrevista, está en los quioscos. Posteriormente, reconoció haber actuado de manera impulsiva y justificó su "acción directa" por "el tono inaceptablemente persecutorio" de las preguntas.

Fernando Esteves, uno de los dos periodistas, explicó que la entrevista avanzaba en un clima de tensión y que Rodrigues amagó tres veces con levantarse. "Si no quieren cambiar de tema, doy aquí por terminada nuestra conversación tan agradable", dijo el entrevistado antes de levantarse y llevarse las dos grabadoras. Todo transcurrió en la biblioteca de la Asamblea de la República. Fuera del recinto, Esteves reclamó las grabadoras al diputado. "Se las he dado a una persona que les dará el trato adecuado", replicó el parlamentario.

La entrevista terminó abruptamente cuando los periodistas inquirieron sobre la dimisión de Rodrigues como miembro del Gobierno regional de Azores, en 2003, después de una ola de rumores que le vinculaban a una red de pedofilia. El hoy diputado nunca fue investigado de tales acusaciones.

Rodrigues ha recibido el apoyo del Partido Socialista, mientras ninguna de las tras fuerzas políticas se ha pronunciado sobre el incidente. El presidente del Parlamento, Jaime Gama (socialista), ha dicho que es un problema que tiene que dirimir la Justicia.

Se adhiere a los criterios de
Ser Eléctrico

Las siete vidas de las baterías del coche eléctrico

Al término de su primer ciclo de uso, estas pilas ofrecen un amplio abanico de aplicaciones que les aporta continuidad. Aparte de neutralizar su huella ambiental, mantienen su valor incluso después del reciclaje final

Lo más visto en...Top 50