Liberada la pareja de italianos secuestrada en Mauritania

Los turistas fueron capturados por Al Qaeda en el Magreb el pasado 18 de diciembre en la ciudad de Kobeny

La pareja de turistas italianos que fue secuestrada el pasado 18 de diciembre en la ciudad de Kobeny, 1.000 kilómetros al sur de la capital, Nuakchot, ha sido liberada por Al Qaeda en el Magreb (AQMI), según han confirmado fuentes del Gobierno italiano.

Sergio Cicala, de 65 años, y su esposa, Filomene Kabouree, de 39, son vecinos de Cattini, un pueblo de la provincia de Palermo. Desaparecieron el 18 de diciembre, cuando se encontraban en Mauritania de paso hacia Burkina Faso, el país de origen de ella, y donde quería visitar a su hijo. El minibús, con el que recorrían la carretera que conecta Kobeny y Malí, fue encontrado por la policía con la carrocería y los neumáticos acribillados. Las maletas de la pareja estaban intactas.

El 22 de diciembre las autoridades mauritanas arrestaron a un ciudadano de Malí llamado Abdel Rahman Walid Amdu, que confesó haber coordinado el rapto a cambio de 22.000 dólares (15.000 euros) por encargo de Al Qaeda en el Magreb.

El apresamiento del matrimonio italiano vino después del de tres miembros -Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez - de la ONG catalana Barcelona Acció Solidària, el 29 de noviembre, en la principal carretera mauritana, la que une la capital, Nuakchot, con Nuadibú. Alicia Gámez fue liberada el pasado 10 de marzo. Según la organización terrorista, su puesta en libertada fue "por problemas de salud y porque se convirtió al islam". Albert Vilalta y Roque Pascual, ambos con problemas de salud, siguen manos de la célula terrorista comandada por Mokhtar Belmokhtar.

Sergio Cicala, de 65 años, y de su esposa, Filomene Kabouree, de 39, sentados junto con miembros de Al Qaeda.
Sergio Cicala, de 65 años, y de su esposa, Filomene Kabouree, de 39, sentados junto con miembros de Al Qaeda.AL ARABIYA
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS