Una guerrilla congoleña secuestra a ocho trabajadores de la Cruz Roja

Milicianos de Mai Mai capturan a un suizo y siete congoleños en la conflictiva provincia de Kivu Sur

El Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC, en sus siglas en inglés) ha informado que ocho de sus trabajadores, un suizo y siete congoleños, fueron secuestrados la semana pasada en el este de la República Democrática del Congo. Los trabajadores fueron capturados el viernes por miembros de la milicia Mai Mai, en la remota aérea de Fizi, en el sur de la provincia de Kivu, según informa la organización en un comunicado.

"Pedimos al grupo que mantiene retenido a nuestro personal que lo libere tan rápido como sea posible", ha dicho Franz Rauchenstein, portavoz de la delegación de la Cruz Roja en el país africano. Otro portavoz de la organización humanitaria en Ginebra ha asegurado que todavía no pueden dar más detalles sobre los contactos establecidos con representantes de Mai Mai.

Cruz Roja mantiene una activa presencia en la República Democrática del Congo desde hace años. El organismo trabaja especialmente en la provincia de Kivu Sur, en las localidades de Bukavu, Uvira, Marungu y Fizi, donde las condiciones de seguridad están muy deterioradas por los conflictos étnicos y la falta de recursos. La zona es scenario de violentos enfrentamientos que han obligado a decenas de miles de personas a abandonar sus casas y vivir en campos de desplazados.

Los mai-mai han sido aliados de Laurent Kabila en la rebelión contra Mobutu, dictador de la antigua República de Zaire (actualmente República Democrática del Congo) y durante años se han mantenido fieles a él en la lucha contra los tutsis que controlan un tercio de Congo. Los milicianos mai-mai, apoyados por guerrilleros hutus ruandeses, ya han intentado tomar Goma, la capital de Kivu-Norte, en varias ocasiones.

En la República Democrática de Congo, el español Mario Sarsa Manresa lleva secuestrado desde el pasado 1 de abril. Este médico español de 56 años fue capturado por un grupo rebelde cuando se encontraba de vacaciones en Congo y le sorprendió un combate entre las etnias enyele y munzaya en Mbandaka, en el noroeste del país. El Ministerio de Exteriores ha confirmado que fue secuestrado por una milicia cuando recorría el río Congo en una embarcación fluvial bautizada como Malaïka, tomada por los rebeldes.

Lo más visto en...

Top 50