Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ban Ki-moon pide en Ramala el fin de los asentamientos israelíes

El secretario general de la ONU visita Israel y los teritorios palestinos con el objetivo de relanzar las conversaciones de paz

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha insistido hoy en la ilegalidad de los asentamientos israelíes durante una visita de dos días a Israel y los territorios palestinos ocupados con la que espera relanzar las conversaciones de paz. "Permitidme ser claro. Toda la actividad en los asentamientos es ilegal en cualquier parte del territorio ocupado y debe detenerse", ha asegurado Ban en una breve rueda de prensa tras ser recibido por el primer ministro palestino, Salam Fayad, en la ciudad cisjordana de Ramala. Esta tarde, el máximo responsable de Naciones Unidas tiene previsto entrevistarse con el presidente israelí, Simon Peres.

El máximo representante de las Naciones Unidas se ha desplazado a Ramala nada más llegar, esta mañana, a Israel. Su vuelo procedía de Moscú, donde participó ayer en la reunión del cuarteto de mediadores de Oriente Medio (ONU, EEUU, UE y Rusia) que concluyó con una petición para poner fin a los asentamientos y la creación de un estado palestino en un plazo de dos años.

Ya en Ramala, Fayad ha llevado a Ban a un alto desde el cual se podía observar el muro israelí en Cisjordania y ha explicado in situ el trazado del muro, del que Israel ha construido algo más de 400 de sus 710 kilómetros previstos. Desde el puesto elevado también se veían varios asentamientos israelíes en torno a Jerusalén oriental, donde los palestinos aspiran a establecer la capital de su futuro Estado.

El anuncio de ampliación de una de esas colonias la pasada semana durante la visita del vicepresidente de EEUU , Joe Biden, frustró el inicio de conversaciones indirectas de paz entre israelíes y palestinos, que no se sientan en la mesa de negociaciones desde que en diciembre de 2008 Israel lanzó una ofensiva en Gaza que causó más de 1.400 palestinos muertos, en su mayoría civiles. Ban ha pedido hoy el inicio "cuanto antes" del diálogo indirecto de paz con mediación de Washington (el primero entre israelíes y palestinos en dos décadas que no sería cara a cara) y ha afirmado que la colonización israelí supone un obstáculo para ello.

El secretario general de la ONU ha pedido además a Israel que levante el bloqueo que mantiene sobre la franja de Gaza desde hace más de cuatro años y que libere a parte de los más de 10.000 presos palestinos que mantiene en sus cárceles como un "paso positivo" para restablecer la confianza entre las partes.

Ban viajará mañana a la franja de Gaza, donde pasará apenas unas horas en entrevistas con representantes de las distintas agencias de la ONU y visitas a proyectos humanitarios. "Iré a expresar mi solidaridad con el sufrimiento de los palestinos que allí viven", ha explicado hoy. Esa misma mañana, volverá a Jerusalén para reunirse con el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, con el número dos de la diplomacia israelí, Dany Ayalón (el ministro estará de gira en Europa), y con el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Muere un adolescente palestino por fuego del Ejército israelí

Un adolescente palestino ha muerto y otro ha resultado gravemente herido hoy por fuego del Ejército israelí en el poblado de Iraq Burin, cerca de la ciudad de Naplusa (norte de Cisjordania), según han informado fuentes médicas.

Varios testigos han relatado que soldados israelíes abrieron fuego contra los habitantes de Iraq Burin que mantenían un enfrentamiento con un grupo de unos 15 colonos judíos que se había acercado al poblado.

La víctima, de 16 años de edad, ha ingresado ya cadáver en el hospital tras ser trasladado con heridas graves en un coche particular. Algunos testigos han denunciado que el Ejército israelí ha impedido al personal de la Media Luna Roja acercarse a los heridos.

El fallecido era uno de varios jóvenes palestinos que lanzó piedras contra los militares israelíes, que respondieron con "distinto tipo de material antidisturbios", según las primeras evaluaciones del Ejército israelí. Un portavoz militar ha asegurado que aún se está investigando el incidente, pero que en principio los soldados sólo emplearon balas recubiertas de caucho, munición que también puede ser letal si se emplea a corta distancia y contra algunas partes del cuerpo.

Otro joven palestino, de la misma edad y de la misma familia que el fallecido, se encuentra en estado grave y está siendo operado en el hospital de Naplusa de una herida en el estómago.

Más información