Tormenta de arena en Pekín

El Palacio Imperial prácticamente oculto por la densa tormenta de arena del desierto del Gobi que ha llevado a la capital china potentes vientos y toneladas de tierra amarilla.
El Palacio Imperial prácticamente oculto por la densa tormenta de arena del desierto del Gobi que ha llevado a la capital china potentes vientos y toneladas de tierra amarilla.EFE
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS