Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un activista anti gobierno se estrella contra un edificio federal en Tejas

El piloto, que murió en el accidente, empotró su avioneta tras dejar una nota suicida.- Hay dos heridos y un desaparecido

Un ingeniero de sistemas informáticos manifestó este jueves su furia contra el Estado suicidándose con una avioneta lanzada contra un edificio de la agencia tributaria en Austin (Tejas), donde trabajaban 200 empleados federales. Dos de las personas que se encontraban en el interior han sufrido heridas y una más no ha sido localizada.

Las autoridades han identificado al piloto como Joseph Stack y le dan por muerto en el choque, que provocó un incendio en el bloque y densas columnas de humo que desataron la alarma en toda la zona. Stack dejó una supuesta nota de suicidio colgada en su página web personal, bloqueada por el FBI. En su mensaje, el suicida, en el que la policía cree ver los rasgos de un activista anti Estado, describe sus problemas con el fisco y señala que la violencia "es la única respuesta". "La violencia no sólo es la respuesta, si no que es la única respuesta", insiste en su larga nota en la que arremete contra el Gobierno, Hacienda, el Departamento de Justicia y sus "amiguitos ricos".

"Me mudé [a Austin] y acabé residiendo en un lugar que se creía muy importante y donde no se sabía hacer un buen trabajo en el campo de la ingeniería. Las pagas eran un tercio de lo que ganaba antes de la crisis, porque los salarios los fijan tres o cuatro de las mayores compañías de la zona, que conspiran para reducir los precios y los sueldos... y eso sucede porque el departamento de justicia también está en el ajo y no le importa una mierda prestar un servicio a nadie o a nada excepto a ellos mismos y sus amiguitos millonarios". Así se expresa Stack a lo largo de casi las seis páginas de su mensaje de despedida. Antes de abordar la avioneta que más tarde estrellaría, Stack prendió su casa en llamas.

Escalada ultraconservadora

El ataque de Tejas llega en un momento en el que el país se encuentra sumido en un debate en torno al protagonismo cobrado por un movimiento ultraconservador, contrario al Estado y de tintes racistas que se conoce genéricamente como Tea Party. Bajo esa denominación caben desde fascistas enmascarados en la causa de la libertad, hasta supremacistas blancos o enemigos de la inmigración. Aunque el movimiento es inconexo, guarda cierta vinculación con el Partido Republicano, con cuyo presidente, Michael Steele, se reunieron algunos de sus representantes este pasado lunes en Washington.

"Una vez vi escrita la definición de locura como el acto de repetir el mismo proceso una y otra vez, una y otra vez, con la esperanza de que el resultado sea de repente diferente", escribe el suicida en su mensaje. "Finalmente estoy preparado para parar esta locura. Así que 'Señor Gran Hermano de Hacienda', intentemos hacer algo diferente, quédate con mi carne y con mis huesos y que duermas bien", se despide Stack.