El ADN decidirá si los hijos de la dueña de 'Clarín' fueron bebés robados por la dictadura

Abuelas de Plaza de Mayo protestan por el lugar elegido por el juez para las pruebas

Los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble, la principal accionista de Clarín, el mayor grupo de medios de Argentina, se sometieron ayer, después de dos décadas de investigación judicial, a un examen de ADN para verificar si fueron robados de padres desaparecidos por la última dictadura militar de este país (1976-1983). Sin embargo, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, descalificó los análisis porque se realizaron en el Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial -donde serán confrontados con las muestras de ADN de las familias querellantes-, en lugar de haberse practicado, como establece una reciente ley, en el hospital que alberga el Banco Nacional de Datos Genéticos, donde se concentra la información de los desaparecidos.

Herrera, de 84 años, viuda desde 1969 del fundador del periódico Clarín, Roberto Noble, ha declarado que se encontró con dos bebés abandonados en el portal de su casa en 1976. En 1985, a poco del regreso de la democracia a Argentina, Abuelas de Plaza de Mayo, que ya ha recuperado la identidad de 100 de los 400 hijos de desaparecidos secuestrados por el régimen y entregados en adopción, recibió las primeras denuncias de que en esa lista también había que apuntar a los niños de la dueña de Clarín: Marcela y Felipe Noble Herrera.

Las madres de desaparecidos Estela Gualdaro y Mara Amelia Herrera de Miranda presentaron demandas judiciales para recuperar a sus nietos sustraídos, presuntamente por los Noble Herrera, pero la causa no se activó hasta que en 2001 Abuelas de Plaza de Mayo se presentó como querellante. Al año siguiente, un juez federal, Roberto Marquevich, detuvo durante 66 horas a Herrera de Noble por la presunta falsificación de los documentos de adopción de sus hijos. Un coro de empresarios, periodistas, políticos, sindicalistas, obispos y jueces reclamó contra la detención. En 2003, Marquevich fue apartado de la causa y al año siguiente fue destituido por el Consejo de la Magistratura, que encontró irregularidades en el encierro de la dueña del grupo de medios más poderoso de Argentina.

En estos años, algunas realidades cambiaron. Después de la detención de su madre, los Noble Herrera aceptaron en 2003 someterse a un examen de ADN, aunque no en las condiciones que exigía Abuelas de Plaza de Mayo. El año pasado, a su vez, se acabaron cinco años de buenas relaciones entre los Kirchner y Clarín y comenzó una guerra sin cuartel. En 2009, el Congreso aprobó una ley de medios que obliga a Clarín a fuertes desinversiones y otra norma para facilitar la identificación de hijos de desaparecidos, que ordena, entre otras disposiciones, que las pruebas de ADN se practiquen en el Banco Nacional de Datos Genéticos.

El pasado lunes, de manera repentina, el actual juez de la causa de los Noble Herrera, Conrado Bergesio, dispuso que los dos jóvenes se sometieran a las pruebas en el Cuerpo Médico Forense. En las puertas de los tribunales y ante los periodistas, el abogado de los Noble Herrera, Jorge Anzorreguy, defendió ayer al juez, que había pedido las muestras en 2004, y a la Cámara de Casación Penal, que en 2007 las ratificó a pesar de las impugnaciones de los querellantes, porque consideró que el método usado es el que mejor armoniza los derechos y garantías constitucionales de ambas partes.

En cambio, Carlotto leyó en una rueda de prensa un comunicado de Abuelas de Plaza de Mayo que recordaba que ese colectivo "no consentirá esta medida de prueba ilegal ni que se realicen excepciones a la ley". En 15 o 45 días se conocerá el resultado de los exámenes, pero Carlotto añadió que "se interpondrán los recursos legales para garantizar que, de una vez por todas, se realice una investigación eficaz e independiente" para determinar si Felipe y Marcela Noble Herrera son hijos de desaparecidos. Sólo después la justicia deberá investigar quién los secuestró, quién los entregó y si la dueña de Clarín los adoptó de forma legal o no.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Felipe Noble, tras realizarse un examen de ADN hoy en Buenos Aires.
Felipe Noble, tras realizarse un examen de ADN hoy en Buenos Aires.EFE
La hija adoptiva de la directora de Clarín, tras someterse a la prueba de ADN este martes en Buenos Aires.
La hija adoptiva de la directora de Clarín, tras someterse a la prueba de ADN este martes en Buenos Aires.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS