Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRONOLOGÍA

Hitos de una reforma histórica

El largo camino hacia la aprobación del plan de Obama para reformar la costosa sanidad estadounidense

Obama pone en marcha la reforma (5 de marzo de 2009)

El presidente pone sobre la mesa la necesidad de una reforma desde un enfoque distinto al de todos sus predecesores, el económico. O hay reforma o quebrará el sistema sanitario, debido al estratosférico coste del sistema de seguros médicos existente.

Obama se lanza a la ofensiva para salvar su plan (21 de julio de 2009)

Tras meses de negociaciones y sin textos sobre la mesa, la reforma sanitaria comienza a erosionar la popularidad de Obama. El presidente se lanza a la ofensiva para salvar el proyecto, insistiendo en sus beneficios económicos en medio de una crisis financiera mundial.

La oposición a la carga (Agosto de 2009)

Durante el verano, los detractores de la reforma, a veces intoxicados por falsedades difundidas de forma interesada, claman contra un plan que, creen, incluye el aborto o la eutanasia. El entorno del presidente intenta contrarrestar estos argumentos.

El sueño que Ted Kennedy no logró ver cumplido (26 de agosto de 2009)

El 26 de agosto, fallece Ted Kennedy, el último de la estirpe política más importante de EE UU y un firme defensor de la cobertura sanitaria universal para todos los estadounidenses. Apostó por esa reforma cuando dio su apoyo a Obama frente a los otros aspirantes demócratas a la candidatura presidencial

Obama intenta aclarar las dudas (9 de septiembre de 2009)

Para atajar los argumentos de los detractores, el presidente toma la iniciativa de nuevo en octubre, con un importante discurso ante las dos Cámaras del Congreso.

Sí de la Cámara de Representantes

La Cámara de Representantes (Baja) aprueba su versión de la reforma. Es la primera gran victoria de Obama en el proceso, aunque el texto de los Congresistas, aprobado por 220 votos a favor y 215 en contra, tiene que ser armonizado con el que salga del Senado antes de que Obama estampe su firma en un texto definitivo.

El Senado presenta su proyecto (19 de noviembre de 2009)

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, presenta el 19 de noviembre la versión de la reforma sobre la que trabajará la Cámara Alta. Comienza el proceso en el Senado para conseguir la mayoría de 60 votos para que el proyecto salga adelante.

Regalo de Navidad (21 de diciembre de 2009)

Los demócratas se aseguran los 60 votos para sacar adelante la reforma y anuncian una votación el día de Nochebuena.

El Senado aprueba su texto (24 de diciembre de 2009)

El día de Nochebuena, 60 senadores –frente a 39- dan luz verde a su texto de reforma sanitaria. A partir de ahora, los textos salidos de ambas Cámaras tendrán que ser armonizados para elaborar un texto único. Éste deberá ser a su vez votado por ambas Cámaras para que, al estampar su firma y convertirlo en ley, el presidente vea finalmente culminado su sueño de una reforma sanitaria.

El golpe de Massachussets (20 de enero de 2010)

El republicano Scott Brown consigue el escaño vacante en el Senado del demócrata Ted Kennedy en Massachusetts. La reforma del sistema de salud se paraliza en el Congreso porque el escaño, el número 60, era clave porque les permitía contar con una supermayoría en la Cámara Alta.

En el discurso sobre el estado de la Nación (28 de enero de 2010)

Barak Obama defiende los principales apartados de su programa -reforma sanitaria, educación, energía y medio ambiente-, pero no les pone plazo ni ofrece un camino claro para llegar hasta ellos. Sobre la reforma sanitaria, pide al Congreso que no dé marcha atrás ahora que está sólo a centímetros de la meta.

Primeras señales de marcha atrás (21 de febrero de 2010)

Tras la derrota de Massachusetts, se producen las primera señales de marcha atrás. Aunque oficialmente no se ha anuncia una decisión, todo parece indicar que la ley sobre un nuevo sistema de salud, al menos en la versión ambiciosa que actualmente se conoce, está muerta.

Debate televisado (8 de febrero de 2010)

La reforma sanitaria está aprobada por ambas cámaras del Congreso y a falta de un solo trámite legislativo, pero sigue aparcada en el Capitolio desde que la victoria republicana en Massachusetts. En un intento de resucitar su proyecto, Obama toma una iniciativa infrecuente y arriesgada: convocar a congresistas demócratas y republicanos a una discusión con televisión en directo para que los que se oponen a la ley expongan sus argumentos y ofrezcan sus alternativas. Los republicanos la acogen con gran escepticismo.

Un nuevo plan (22 de febrero de 2010)

La Casa Blanca anuncia una nueva propuesta de Obama que consiste en fusionar la propuesta del Senado y de la Cámara de Representantes, aunque con mayor peso del Senado. En esencia, se pretende reducir el coste de las pólizas sanitarias para las familias y las pequeñas empresas, lo que facilitará la cobertura médica a 31 millones de estadounidenses que carecen de ella.

Obama consigue la aprobación de su reforma (22 de marzo de 2010)

La Cámara de Representantes aprueba por 219 votos a favor y 212 en contra el proyecto más ambicioso del presidente estadounidense Barack Obama, que amplía la cobertura sanitaria a 30 millones de personas que carecían de ella.- "No ha sido una votación fácil, pero ha sido la correcta", reconoce el mandatario