Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía alemana detiene a una ex terrorista de la RAF por un asesinato de 1977

Muestras de ADN halladas en los comunicados con los que la organización terrorista reivindicaba la autoría del atentado la vinculan con el crimen

Una mujer de 57 años ha sido arrestada en Alemania por haber participado en el asesinato del fiscal federal Siegfried Buback en 1977, que hasta ahora constituía uno de los capítulos sin resolver en el historial de la Fracción del Ejército Rojo (RAF) - fundada en los años 70 por Andreas Baader y Ulrike Meinhof como reacción a la guerra de Vietnam y contra el "sistema imperialista" -, disuelta en 1998.

La fiscalía federal ha confirmado hoy la detención de Verena Becker, ex miembro de la RAF que pasó 22 años en la cárcel por intento de asesinato en otros casos, a causa de sospechas de haber participado en los preparativos y la perpetración del atentado y a la luz de nuevas pruebas aportadas sobre el caso por muestras de ADN halladas en los comunicados con los que esa organización terrorista reivindicaba la autoría del asesinato.

Agentes de la fiscalía registraron hace una semana la vivienda de la ex guerrillera e incautaron una serie de documentos, lo que unido a las muestras genéticas refuerza la tesis de que Becker estuvo involucrada en el crimen.

Buback, una de las víctimas del grupo de más proyección, falleció en una emboscada tendida por dos motoristas cuando su coche se paró delante de un semáforo en Karlsruhe, en el sur de Alemania, el 7 de abril de 1977. Los asesinos huyeron a continuación en un coche conducido por un tercer militante de la RAF. El chófer del fiscal federal, Wolfgang Goebel, y el funcionario judicial Georg Wurster también murieron tiroteados.

Durante tres décadas las autoridades alemanas fueron incapaces de averiguar quién había sido el autor material de las muertes, que la banda calificó, según su costumbre, de una "acción colectiva".

Pero en 2008, la fiscalía ordenó la reapertura del sumario, a raíz de unas declaraciones del ex miembro de la RAF Peter Jürgen Boock apuntando a su antiguo compañero de armas Stefan Wisniewski, en libertad desde 1999, como autor material del atentado.

Al reabrirse el caso, se tomaron nuevas pruebas de ADN de Becker, quien a su vez había salido de la cárcel en 1989, indultada por el entonces presidente federal, Richard von Weizsäcker.