Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía busca al hombre que mató a dos personas en un centro gay de Tel Aviv

El hombre, enmascarado y vestido de negro, efectuó varios disparos durante una reunión de jóvenes homosexuales y se dió a la fuga

La comunidad gay israelí se encuentra conmocionada tras el asesinato el sábado de dos personas -un hombre de 26 años y una chica de 16- en un centro juvenil para gays y lesbianas de Tel Aviv, la ciudad considerada más abierta y tolerante del país. Cientos de policías buscan en las calles de Tel Aviv al hombre que, completamente vestido de negro y enmascarado, efectuó varios disparos con un arma automática dentro del centro social BarNoa'r, según los testigos, y luego se dio a la fuga. Al menos 13 personas resultaron heridas. Según informaciones de la televisión local, cuatro de los heridos se encuentran en situación grave y los demás revisten lesiones de mediana a leve consideración.

Más de un millar de personas se han concentrado esta tarde para expresar su repulsa por el ataque, y su solidaridad con un colectivo que durante años ha tenido que luchar contra los sectores más conservadores de la sociedad israelí. Bajo el lema de "No tenemos miedo, no nos amilanamos", y la presencia de numerosas banderas del arco iris, símbolo de la lucha por el orgullo gay, los participantes en la concentración han expresado con el silencio su pesar por un suceso que ningún organismo de seguridad pudo prever en la cosmopolita y liberal Tel Aviv.

"El shock más grande es pensar que ha pasado en Tel Aviv, que es la ciudad más tolerante del país", ha declarado Avi Soler, activista por los derechos homosexuales. El centro pertenece a la Asociación Gay y Lésbica de Tel Aviv, que celebraba una reunión para adolescentes gays. Tras el incidente, la policía ordenó el cierre temporal de todos los locales para homosexuales y lesbianas de la ciudad.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha calificado de "asesinato horrible" el crimen y ha declarado a su equipo de Gobierno que Israel es un país "tolerante y democrático" que debe "respetar a todas y cada una de las personas".