Zapatero, dispuesto a aumentar el contingente español en Afganistán

'The New York Times' entrevista al presidente español y considera que su actitud de colaboración es un gesto de apoyo a Obama

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero está dispuesto a seguir aumentando los efectivos militares españoles desplegados en Afganistán. Así lo asegura en una entrevista concedida al diario The New York Times, que considera esta actitud como "un gesto de apoyo" a los esfuerzos del mandatario estadounidense, Barack Obama, por trasladar el centro de la acción militar de Irak a Afganistán.

El rotativo neoyorquino, que hace hincapié en que Zapatero fue uno de los críticos más duros de la Administración del ex presidente Bush, sobre todo durante la guerra de Irak, señala que España es uno de los países que más se han resistido hasta ahora a aumentar sus fuerzas en Afganistán, que suponen un tercio de las de Francia o Alemania, una posición que según el diario está cambiando "tras la petición que Obama ha hecho para ayudar" en ese país.

Más información

"Las cosas han cambiado mucho", asegura Zapatero al New York Times. "Obama es una persona que escucha. Creo que es lo suficientemente humilde para entender la diversidad y complejidad del mundo", añade, aunque concluye que "no es una cuestión de lo que Obama puede hacer por nosotros, sino de lo que nosotros podemos hacer por Obama".

El dirigente español explica en la entrevista que el aumento de las tropas españolas en Afganistán podría hacerse prolongando el actual contingente desplegado en el país, formado por casi 800 soldados ubicados en las provincias Herat (noroeste) y de Badghis. Además, a mediados de julio envió 450 soldados adicionales para velar por la seguridad durante las elecciones presidenciales del próximo 20 de agosto. "Si fuera necesario mantener una mayor presencia en Afganistán, estaríamos dispuestos a hacerlo", asegura Zapatero.

Precisamente la ministra española de Defensa, Carme Chacón, que esta semana ha viajado a Afganistán para visitar a las tropas y la zona donde se construyen las nuevas instalaciones del contingente en la base de Qal-i-Naw (provincia de Badghis), adelantó desde allí que si el Ejército solicita más tropas no dudará en acudir al Parlamento para pedir refuerzos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En octubre, España tendrá una nueva base en Qal-i-Naw que doblará el tamaño y la capacidad de la actual, donde se alojan 450 soldados. También aumentará el contingente allí con 40 guardias civiles, 12 instructores y 70 efectivos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción