Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Facebook pone en jaque al próximo jefe del MI6

La mujer de Sir John Sawers, próximo jefe del servicio secreto británico, publicaba en la Red datos privados de la pareja y su familia

El 16 de junio se anunció que sir John Sawers; que había ocupado cargos como asesor de Tony Blair, embajador en Bagdad, director de asuntos políticos del Foreign Office -ministerio de exteriores británico-, y que desde 2007 era representante del Reino Unido ante la ONU; iba a ser el próximo jefe del MI6, el servicio secreto británico. Ese mismo día, su mujer colgó 19 fotos de sus vacaciones en la página web Facebook, a las que cualquiera de los 200 millones de usuarios de esta comunidad virtual podía acceder. Lady Sawers no había configurado ningún tipo de seguridad y hacía un uso intensivo de esta red social, donde se podía ver a la familia y amigos más íntimos de la pareja e incluso conocer el domicilio del matrimonio y las direcciones de sus hijos. El dominical inglés The Mail on Sunday, que ha publicado las fotos y la noticia, advirtió al Foreign Office. Los datos ya están retirados de la Red.

Algunos de los detalles más curiosos fueron los mensajes de felicitación por el acceso cargo dejados en Facebook por los amigos de la red social de Lady Sawers, en los que se referían a Sir Jonh por "Tío C". A los jefes del servicio secreto inglés se los conoce por una letra. En algunas de las fotos podía verse a Sewars en bañador o en el octogésimo sexto cumpleaños de su madre, rodeado de toda su familia.

"Sir John y su familia llevan décadas dentro de los servicios de inteligencia", afirmó el presidente del subcomité antiterrorismo de la Cámara de los Comunes, "sería de esperar que gente así no cometiera tales equivocaciones". Sir Sawers empezó su carrera hace 20 años en el MI6 pero su trabajo ha estado más relacionado con la diplomacia- participó en la resolución del conflicto de Kosovo y en el proceso de paz de Irlanda del Norte- que con el espionaje. El portavoz liberal de Asuntos Exteriores ha pedido al primer ministro británico Gordon Brown que investigue si estas revelaciones suponen un problema para el nombramiento. Otro político inglés ha señalado que "la posición de Sawers es muy delicada y este tipo de información puede abrir la puerta al chantaje".