Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro atentado con bomba causa 13 muertos en Irak

Una oleada de ataques terroristas sacude al país árabe en víspera de la retirtada de las tropas de EE UU de las ciudades

Al menos 13 personas murieron el viernes y otras 45 han resultado heridas por la explosión de una motocicleta cargada de explosivos en una estación de autobuses en el centro de Bagdad. Según informó la policía, el atentado ocurrió en la estación de Al Nahda, desde la que parten muchos autobuses hacia varias provincias del país. En ese momento había numerosas personas en el lugar, en el que hay muchos locales comerciales.

Los insurgentes parecen estar poniendo a prueba la capacidad de las fuerzas de seguridad iraquíes para hacer frente a estas situaciones sin el apoyo de las tropas estadounidenses, que el próximo día 30 se replegarán en sus bases y dejarán de patrullar por las ciudades.

El atentado, que aún no se ha determinado si fue obra de un suicida o si alguién detonó los explosivos, fue perpetrado a pesar de las intensas medidas de seguridad impuestas por las fuerzas de seguridad iraquíes tras el ocurrido hace dos días en el barrio de Ciudad Sáder, en el este de la capital, en el que al menos 65 personas perdieron la vida. La policía acordonó la zona para permitir la evacuación de las víctimas.

Irak también sufrió el jueves una cadena de siete atentados tanto contra suníes como contra chiíes, asícomo contra las fuerzas de seguridad y los soldados estadounidenses. Al menos dos personas murieron y una treintena resultaron heridas.

Incremento de ataques

"Están aprovechándose de estos días de la retirada estadounidense, para demostrar que las fuerzas policiales iraquíes no son capaces de hacerse cargo de las cuestiones de seguridad", declaró Alí al Mosawi, consejero del primer ministro Nuri al Maliki. "Incrementarán sus ataques durante estos días y tratarán de cometer tantos atentados como puedan", añadió.

Los ataques revelan que las ciudades y pueblos iraquíes siguen siendo vulnerables a la acción de los insurgentes. Tanto Washington como Bagdad han advertido que la retirada estadounidense de los núcleos urbanos tendrá como consecuencia un aumento de la violencia en torno al 30 de junio.

Por otra parte, el presidente del Tribunal Penal de Mosul, Hiyab al Sabawi, recibió un disparó de un policía en un control de carretera de esa localidad, a 400 kilómetros al norte de Bagdad, durante una acalorada discusión de origen desconocido. Al Sabawi resultó herido de gravedad.