Tensión en Irán

Jamenei acepta extender cinco días el plazo para recibir quejas electorales

El Parlamento iraní se prepara para proclamar presidente a Ahmadineyad.- El régimen despliega a la policía y detiene a un periodista del diario 'The Washington Times'

Teherán / Naciones Unidas / Madrid - 23 jun 2009 - 18:25 UTC

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, ha aceptado hoy una propuesta del Consejo de Guardianes de extender cinco días el plazo para la recepción y revisión de supuestas irregularidades en las elecciones presidenciales del 12 de junio. A pesar de esta decisión, el Consejo de Guardianes, una especie de Cámara Alta que sanciona los comicios en Irán, asegura que no se han producido anomalías graves en esos comicios y que no es necesario repetirlos.

Este mismo órgano admitió ayer posibles irregularidades en al menos 50 ciudades del país, donde hubo más sufragios que personas censadas, lo que se traduciría en unos tres millones de votos.

Hasta el momento están en revisión 646 impugnaciones presentadas por los candidatos perdedores, encabezados por el líder reformista Mir Hosein Musaví, y el plazo inicial de revisión vencía el 24 de junio. El Consejo de Guardianes también ha informado de que está listo para comenzar el recuento del 10% de los votos, tal como se comprometió con los candidatos perdedores. Sin embargo, esto no cambia la decisión de declarar al actual presidente Mahmud Ahmadineyad como vencedor.

Más información

Según el Consejo, ni el recuento aleatorio ni el hecho de que haya más sufragios variará sustancialmente el resultado electoral, y que en ningún momento se ha planteado la repetición de los comicios. "Si hubiera ocurrido una grave ilegalidad en las elecciones, el Consejo habría anulado los votos en las urnas, colegios, distritos o ciudades afectadas, como ya ha hecho en otras ocasiones en elecciones parlamentarias", dijo el portavoz del Consejo, Ali Abas Kadkhodaei.

"Pero afortunadamente, en estas elecciones presidenciales no hemos hallado trazos de fraude masivo. No ha habido violaciones graves. Así que no ha posibilidad de que se anulen los comicios", subrayó. Los resultados electorales han terminado de dividir el país y puesto de manifiesto las graves disidencias que existen en el seno de la cúpula del poder.

El Parlamento Islámico de Irán ha anunciado que la ceremonia para la investidura de Ahmadineyad se celebrará entre el 26 de julio y el 19 de agosto. Según la agencia semi oficial iraní Mehr, el consejo directivo del Majlis (el Parlamento de Irán) ha añadido que el voto de confianza a los ministros del gabinete del X Gobierno iraní se celebrará en esa misma fecha.

El Ministerio de Interior otorgó el 13 de junio una victoria abrumadora al actual presidente iraní con una inesperada mayoría absoluta de votos (63%), aunque el resultado definitivo no ha sido proclamado a la espera de la resolución de las impugnaciones.

Protestas

Desde que se conociera, Irán es escenario de protestas y de enfrentamientos que hasta el momento se han cobrado la vida de al menos unas veinte personas, según cifras oficiales. El presidente de Estados Unidos, Barcak Obama, ha elevado hoy el tono de la condena contra Teherán y ha negado cualquier interferencia de su país en la crisis desatada tras las elecciones.

Por su parte, el subdirector del Centro Electoral Nacional, Ali Asghar Sharifi Rad, anunció que se harán públicos los resultados urna a urna para "despejar las dudas sobre la victoria del actual presidente". "Durante las elecciones previas, las cifras sobre el resultado de cada urna han sido confidenciales, solo accesibles a ciertos responsables". "En esta ocasión serán publicados para resolver las ambigüedades", agregó Sharifi Rad, a quien cita la agencia local Ilna.

La presencia policial comienza a ser numerosa en las calles para evitar nuevas manifestaciones. Éstas tienden a extinguirse debido a la intimidatoria presencia de las fuerzas de seguridad. Mehdi Karoubi, otro de los candidatos derrotados en las elecciones, ha llamado de celebrar actos en recuerdo de las víctimas, sin especificar su naturaleza. Los analistas creen que las protestas van a adoptar nuevas formas para evitar una represión que afecta a la prensa extrajera. Se acaba de informar de la detención del periodista Iason Athanasiadis, de nacionalidad griega que trabaja para el diario The Washington Times, al que le acusan de "actividades ilegales".

Guerra diplomática

Por otra parte, Teherán ha llamado a consultas a su embajador en Reino Unido para que "informe sobre las interferencias británicas en los asuntos internos iraníes", según informó el diputado Mahmud Ahmadi a la cadena de televisión estatal de Irán IRIB. Esta tarde el primer ministro Gordon Brown ha anunciado la expulsión de dos diplomáticos iraníes en respuesta a la decisión de Teherán de echar a dos diplomáticos británicos.

Tanto Francia como Suecia han convocado a los embajadores iraníes en sus respectivos países para mostrarles su preocupación por la actuación policial en Teherán.

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha instado al Gobierno iraní a respetar los derechos fundamentales de sus ciudadanos tras la violenta represión de las protestas opositoras contra los resultados de las elecciones presidenciales que dieron la victoria al conservador Mahmud Ahmadineyad.

Ban se siente "consternado" por la violencia postelectoral y en particular por "el uso de la fuerza contra civiles", que ha causado la muerte de al menos una veintena de personas, según ha afirmado un portavoz de la ONU. El secretario general insta, asimismo, a las autoridades "a respetar los derechos civiles y políticos fundamentales, particularmente los de la libertad de expresión, de asamblea y de información".

En Irán siguen las revueltas por el supuesto fraude electoral en las elecciones presidenciales celebradas hace once días.    Las imágenes grabadas por los manifestantes siguen siendo el único testimonio visual de los enfrentamientos , cada vez más sangrientos, que se mantienen con las fuerzas gubernamentales que en las últimas horas se han empleado a fondo.  Uno de los clérigos reformistas que se presentó a las comicios ha instado a la población a que continúe con las movilizaciones. Pero el Consejo de Guardianes, órgano que debe validar las elecciones, ha descartado ya la anulación de los comiciosAGENCIA ATLAS
Irán ya se ha pronunciado..No habrá nuevas elecciones.. El Consejo de Guardianes, el máximo órgano legislativo de ese país, ha hecho oficial la resolución.. A pesar de haber reconocido irregularidades en algunos colegios electorales no se volverán a repetir los comicios. A lo que sí han accedido es a que se haga un recuento de votos, en los lugares donde opositores como Musavi habían denunciado el fraude. Además, los tres candidatos derrotados estaban convocados hoy a una reunión extraordinaria del Consejo de Guardianes para analizar las 646 quejas formales que han tramitado por presuntas irregularidades en las elecciones presidenciales.VNEWS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50