Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brigadistas internacionales reciben en Londres la nacionalidad española

La embajada española en Reino Unido entrega en un emotivo acto los pasaportes españoles a los combatientes contra el fascismo durante la Guerra Civil

Siete brigadistas recibieron este martes de la mano del embajador español en Londres sus pasaportes españoles, en virtud de la Ley de la Memoria Histórica, que concede la nacionalidad por carta de naturaleza sin tener que renunciar a la suya propia. "Hemos tardado pero ahora hemos llegado a casa", aseguró un emocionado Sam Lesser de 94 años, brigadista internacional que combatió en la Ciudad Universitaria de Madrid. "Hemos vuelto a casa. Pero están aquellos que no volvieron a casa, que yacen bajo el sol, el suelo y los olivos de España", agregó en referencia a sus compañeros de trincheras caídos en territorio español. "Vuestra lucha no fue en vano", dijo el embajador español en Londres, Carlos Casajuana. "Vuestros ideales forma parte de la fundación de nuestra democracia".

Según cálculos del historiador Gabriel Jackson, las Brigadas Internacionales llegaron a contar con 35.000 hombres y mujeres que combatieron en España a favor de la República. Estaban compuestas principalmente por voluntarios extranjeros de Francia, Italia, Gran Bretaña y Estados Unidos, que dejaron atrás sus países para hacer frente al fascismo. En el año 1995 , el Congreso aprobó por unanimidad de todos los grupos una moción por la que se concedía la nacionalidad a todos los miembros de las Brigadas.

El Real Decreto de 19 de enero de 1996 reconocía a los brigadistas la posibilidad de optar a la nacionalidad española, siempre y cuando renunciaran a su nacionalidad inicial. Este hecho hizo que la inmensa mayoría de ellos renunciara a hacerse con la ciudadanía española. La Ley de la Memoria Histórica derogó esta condición previa, lo que ha abierto la puerta a que los pocos sobrevivientes de las Brigadas (todos sobrepasan los 90 años) puedan tener su pasaporte y la plena ciudadanía española.

"Es muy agradable poder obtener el pasaporte. Nos lo ofrecieron hace unos años pero con la condición de que renunciáramos a la nacionalidad británica, lo que por supuesto, renunciamos. Estoy muy agradecido por el gesto, declaró al periódico The Guardian el brigadista de 93 años, Joseph Kahn. El octavo brigadista al que se le concedió la nacionalidad es el sindicalista Jack Jones, que falleció el pasado mes de abril, y cuyo pasaporte español su familia va en enmarcar como recuerdo a esa lucha que llevó contra el fascismo.

Los homenajeados en la embajada española analizaron también el ascenso del partido ultraderechista British National Party, que obtuvo en las elecciones europeas dos escaños en Estrasburgo. "Estoy muy preocupado por esto porque lo que va a pasar es que vamos a tener naciones enfrentadas a naciones", se lamentaba el irlandés Paddy Cochrane, de 96 años, a The Times. "En estos momento estamos trabajando unidos hasta cierto punto pero cuando se presentan nacionalistas como estos, vienen a intentar separar a la gente".

El acto ha sido recogido por varios medios extranjeros como The Times, The Guardian o Al Jazeera, estos dos últimos con sendos videos del emociante acto.