Silvio Berlusconi: "Mussolini tenía los 'camisas negras'; yo tengo a las bailarinas"

El primer ministro italiano jura por sus hijos que no ha tenido relaciones "picantes" con menores

El presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, ha ironizado este jueves con los ataques de algunos periódicos italianos al decir que "Mussolini tenía los núcleos de los camisas negras, y yo, según cierta prensa, los núcleos de las bailarinas: gracias a Dios, es un poco mejor".

Berlusconi ha hecho estas declaraciones durante su comparecencia en la asamblea de la patronal italiana Confesercenti y ha defendido su decisión de incluir en las listas electorales para los comicios europeos, que se celebrarán los próximos 6 y 7 de junio, a Lara Comi, Licia Ronzulli y Barbara Matera.

Éstas son las tres únicas candidatas confirmadas de las 25 bellas jóvenes que en principio estaba previsto que se presentaran a las elecciones europeas. En opinión de Berlusconi, son personas "que tienen una carrera, que tienen una profesión" y, también, "un rostro bellísimo".

Más información

Además, el primer ministro italiano ha arremetido de nuevo contra los jueces, después de que una sentencia judicial dispusiera que el abogado inglés David Mills recibió dinero por mentir en un juicio para protegerle.

"Mi padre decía que, si uno nace con ganas de hacer el mal, tiene dos posibilidades: la primera, ser delincuente; la segunda, ser fiscal. La tercera era ser dentista, pero como ahora los dentistas usan anestesia, y a mí me gusta el número tres, en su lugar pongo a los periodistas", añadió Berlusconi en referencia a los periódicos que le asedian por el caso Noemi, la joven de 18 años con la que supuestamente mantuvo una relación.

Durante la firma de un protocolo para la región de los Abruzzos, golpeada por un terremoto el pasado 6 de abril, y refiriéndose al supuesto affaire con la joven Letizia, Berlusconi afirmó que no ha tenido "relaciones picantes" con menores.

El primer ministro dijo a los periodistas: "¿Hay alguno que tenga alguna pregunta que hacerme sobre las menores?". "He respondido -prosiguió- a la única pregunta que reconozco que tenían el derecho de hacerme: presidente, ¿usted ha tenido relaciones digamos picantes o más que picantes con una menor? La respuesta es absolutamente no". Después, Berlusconi afirmó que lo juraba por sus hijos y que no tenía nada más que decir.

Berlusconi recibió este miércoles un fuerte espaldarazo en el caso Noemi, después de que sus hijos salieran públicamente en su defensa una vez que el líder de la oposición, Dario Franceschini, preguntara a los italianos "si dejarían educar a sus hijos por alguien como Berlusconi".

Sin citarlo directamente, Franceschini se refería con esas palabras al caso que ha desencadenado un escándalo político y ha llevado a la esposa de Berlusconi, Verónica Lario, a pedir el divorcio.

Piersilvio Berlusconi, hijo mayor del primer ministro y vicepresidente del grupo Mediaset, se preguntó "cómo se permitía" Franceschini esas afirmaciones, y añadió que aunque se esté en campaña electoral para las europeas del 7 de junio, "hay un límite".

"Yo he sido educado por Silvio Berlusconi y mis valores son los suyos: el amor por el trabajo, la generosidad, el respeto por los demás y la tenacidad. Un respeto que Franceschini demuestra no conocer", dijo Piersilvio. Marina Berlusconi, la segunda hija del presidente del Gobierno, dijo que Franceschini "debe avergonzarse", ya que con sus palabras "ofende a los hijos, que estamos orgullosos de nuestro padre y de los valores que nos ha transmitido".

Luigi Berlusconi, el hijo más pequeño, también criticó públicamente al líder de la oposición y dijo que estaba "muy contento" de los valores que su padre le ha transmitido.

Lo más visto en...

Top 50