Rabat acusa al adalid antidroga por cobrar una tribuna publicada en EL PAÍS

La justicia marroquí presenta nuevos cargos contra Chakin Al Khayari, encarcelado desde hace diez semanas

Chakib Al Khayari, el abanderado de la lucha contra el narcotráfico en el Rif, lleva diez semanas encarcelado en Oukacha (Casablanca) por supuestas "ofensas" al Reino de Marruecos. Aunque las acusaciones que formuló Al Khayari fueron genéricas, el Ministerio del Interior le reprochó en febrero, en un comunicado, implicar en el tráfico de drogas, pero sin aportar pruebas, "a personas que han accedido a puestos importantes en las instituciones del Estado".

A los primeros cargos que presentó en febrero la fiscalía contra él se ha añadido ahora otro inesperado: cobrar un cheque de 225 euros que le envió EL PAÍS por publicar, el 4 de julio de 2006, una tribuna en las páginas de opinión del periódico. Así se lo comunicó, el 23 de abril, el juez instructor Jamal Serhane.

Más información
Una verdad sin fronteras

Al Khayari residía en Nador, a 14 kilómetros de Melilla, y abrió una cuenta bancaria en esta ciudad para ingresar el cheque. Más tarde sacó el dinero sin pasar por un banco marroquí ni informar al Office des Changes, el órgano que controla en Marruecos los flujos de divisas. Estas transacciones infringen la legislación cambiaria marroquí.

"Está claro que estos cargos adicionales contra Al Khayari aparentan ser un nuevo intento de ocultar un asunto sensible y delicado, políticamente, y de intimidar a otros activistas" como él, afirma Sarah Leah Whitson, responsable del área del mundo árabe en la Human Rights Watch. La ONU publicó el viernes por la noche un comunicado sobre el tema .

"Haya o no infringido la legislación sobre divisas, la decisión de formular nuevos cargos contra Al Khayari tan tarde [casi tres años después de la publicación] y por una cantidad tan pequeña contribuye a reforzar la impresión de que se trata de una persecución que motivada políticamente", añade Whitson. Este delito puede ser castigado con hasta cinco años de cárcel mientras que la pena prevista por las ofensas varía entre uno y doce meses de prisión y una multa de entre 118 y 450 euros.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Al Khayari encabezaba en Nador la Asociación Rif Derechos Humanos que denuncia desde años el narcotráfico. A principios de este año la policía marroquí efectuó varias redadas en las que detuvo a más de un centenar de personas -76 de ellos militares y policías- pero el militante rifeño opinó en la prensa que la operación se quedaba corta. No alcanzó a los cerebros que, según él, anidan en la cúpula del aparato del Estado.

La pequeña asociación de Al Khayari también ha criticado con vehemencia la "despiadada persecución" de los subsaharianos que intentan entrar en Melilla así como la arbitrariedad de la policía española en la frontera de esa ciudad a la hora de impedir la entrada a marroquíes que están en regla.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS