Varios países europeos estudian acoger a presos de Guantánamo

El diario estadounidense The Washignton Post asegura que se trata de un gesto de buena voluntad hacia Obama.- Se descarta la repatriación de los detenidos por miedo a torturas

Los "combatientes enemigos" confinados en la prisión de Guantánamo podrían ser trasladados a países europeos una vez que la nueva administración estadounidense, encabezada por Barack Obama, decida el cierre del penal. Según informa el diario estadounidense The Washington Post citando a fuentes diplomáticas europeas y norteamericanas, varios países europeos están en pleno debate -interno y entre los distintos Gobiernos- para acoger a estos prisioneros, como señal de buena voluntad hacia Obama y para evitar que sean repatriados a sus países de origen, donde podrían ser torturados.

El diario capitalino califica la eventual acogida a estos presos como una señal de "apertura" y "un gran cambio de actitud" hacia el presidente electo, en contraste con el presidente saliente, George W. Bush, cuyas repetidas solicitudes en este sentido encontraron siempre el 'no' por respuesta.

Más información

Preguntado por el diario, Karsten Voigt, coordinador de la cooperación germano-estadounidense en el Ministerio alemán de Exteriores, ha remarcado esa diferencia: El Gobierno de Bush "creó el problema. Con Obama, la diferencia es que intenta resolverlo". Según TWP, hasta seis países están considerando aceptar el traslado de esos detenidos, aunque sólo Portugal y Alemania admiten estar estudiando el asunto.

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, ha dado instrucciones a sus funcionarios para que estudien las opciones políticas, legales y logísticas para llevar a cabo el traslado, según informó ayer un portavoz de su departamento. Por su parte, el ministro portugués de Exteriores, Luís Amado, inició la semana pasada el debate con sus colegas europeos al enviarles una carta en la que decía que "ha llegado el momento de que Europa dé un paso al frente" y que los europeos deberían "enviar una clara señal de nuestra disposición a ayudar al Gobierno estadounidense en este asunto, sobre todo en lo referente al traslado de prisioneros".

Obama ha prometido que cerrará la prisión de Guantánamo en dos años , más o menos lo que calcula que tardará en resolver el embrollo de qué hacer con los cera de 250 detenidos que aún están tras sus alambradas. Se trata de un proceso difícil , según muchos analistas, porque la situación legal de los internos es muy confusa: No están acusados formalmente de nada, no están acogidos por la Convención de Ginebra sobre prisioneros de guerra; están en un limbo legal difícil de resolver y 18 de ellos están ya inmersos en procesos ante comisiones militares creadas ad hoc para juzgarlos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Una vez cerrado el penal surge el interrogante de qué hacer con los prisioneros. Los que vayan a ser liberados pueden ser enviados a sus países de origen, sin más, pero el problema está en los que van a ser juzgados. Se habla de prisiones en suelo estadounidense y de repatriaciones, pero hay temor de que algunos repatriados puedan ser torturados en sus países de origen.

Dos presos de la cárcel de Guantánamo
Dos presos de la cárcel de GuantánamoAFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción