Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La voz de las víctimas de la guerra del Congo

La organización Médicos Sin Fronteras pone en marcha desde hoy una página web que recoge los testimonios de los desplazados en Kivu

Un mes después de que estallase el enésimo conflicto armado en el este de la República Democrática del Congo (RDC), todavía parece lejano que el Gobierno de Joseph Kabila y los rebeldes tutsis de Laurent Nkunda alcancen un acuerdo político, pero, en todo este tiempo, más lejana ha estado la movilización internacional para ofrecer la ayuda humanitaria necesaria para una población civil que es la primera víctima de los enfrentamientos. Y lo peor de esta situación es, precisamente, el tiempo. Cientos de miles de personas llevan 15 años aguantando en un escenario de emergencia bajo las penurias y las atrocidades de una guerra que nunca acaba.

El este de Congo es el gran olvidado de esta guerra. Allí se hacinan decenas de miles de desplazados que malviven en campamentos bajo condiciones precarias. Son los habitantes de los Kivus, llamados así por las provincias de Kivu Norte y Kivu Sur, enclaves codiciados por sus recursos naturales por vecinos como Zambia, Ruanda y Uganda pero verdaderas bases de pobreza y desesperanza del África Central desde la década pasada.

En esa rica zona por la que extiende la cuenca del río Congo y las montañas de Virunga, Naciones Unidas (ONU) ha constatado la violación de los derechos humanos por todas las partes involucradas en el conflicto, tanto los soldados del Ejército -que se dan al pillaje, el asesinato y la violación mientras se baten -, como los 6.000 hombres de Nkunda, los hutus organizados o las milicias progubernamentales Mai Mai. Los habitantes de los Kivus son, a ojos de Naciones Unidas (ONU) y varias organizaciones humanitarias que operan en la zona, los tristes protagonistas de una de las situaciones humanitarias que con más urgencia necesitan ayuda exterior. Pero a ojos del exterior, no existen.

Ante esta falta de atención internacional, la organización Médicos Sin Fronteras, que opera en la zona en distintos campamentos, ha puesto en marcha hoy una página web para dar voz a las víctimas del conflicto. Su nombre: Estado: Crítico (www.condition-critical.org/es/). El casi nulo eco de los medios de comunicación y organismos políticos sobre la abominación diaria a la que población civil congoleña de los Kivus es sometida se intentará superar recogiendo testimonios de estos protagonistas anónimos desde hospitales, clínicas y campos de desplazados durante un año.

A través de vídeos, fotogalerías, entrevistas, blogs y noticias de terreno, el portal de Internet recopila testimonios que dan cuenta de la emergencia diaria en la que viven los habitantes de Kivu Norte y Kivu Sur. El fotógrafo ganador del premio World Press, Cédric Gerbelage, ha colaborado con imágenes sobre el terreno.