Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Raúl Castro acude a la primera ceremonia de beatificación en Cuba

José Olallo es el segundo beato de la isla y el primero en ser canonizado en ella.- El presidente se ha sentado en primera fila vestido de traje negro

El presidente de Cuba, Raúl Castro ha asistido este sábado a la primera ceremonia de beatificación que tiene lugar en el país, la del fraile José Olallo Valdés, dirigida por el cardenal José Sarayva, enviado del Papa Benedicto XVI y prefecto de la congregación para las Causas de los Santos. La ceremonia ha tenido lugar en la plaza de la Caridad de la ciudad de Camagüey, a unos 530 kilómetros al sureste de La Habana. Vestido con un traje negro, Castro se ha sentado en la primera fila durante la misa celebrada por Sarayva.

"Su beatificación es un hito para la Iglesia en Cuba y para todo el pueblo", ha dicho Sarayva en la ceremonia, después de calificar a Olallo de "campeón" y "apóstol" de la caridad cristiana. "Frente a una cultura materialista que se va imponiendo y que deja de lado a los débiles y desamparados, aprendamos del padre Olalla la virtud de confiar en Dios, y de saber amar al prójimo de forma universal", ha dicho.

Al comenzar el acto, después de saludar al arzobispo de Camagüey y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos, Juan García Rodríguez, el diácono Miguel Ángel Ortiz ha entregado una Biblia a Castro, que estaba acompañado de la jefa de Asuntos Religiosos del Partido Comunista cubano, Caridad Diego. La televisión pública cubana ha ofrecido la ceremonia en directo, mostrando una plaza repleta de miles de personas.

Benedicto XVI y el Vaticano dieron el visto bueno a los méritos del hermano Olallo, que nació en La Habana en 1820 y murió en Camagüey en 1889. Abandonado por su madre al mes de nacer, dedicó su vida, ya desde adolescente, a ayudar a pacientes de cólera, fiebre amarilla, viruela y otras enfermedades. Se le atribuye la curación milagrosa en 1999 de una niña de tres años con un enorme tumor que le afectaba al vientre y los riñones. Su padre se encomendó al hermano Olallo y según se documenta en el proceso de beatificación fue oyendo una voz suave que le daba paz y le acabó diciendo un día: "Ya paramos la enfermedad". Los médicos quedaron asombrados y sin explicación científica. Para la canonización se requeriría acreditar otro caso milagroso similar.

La de Olallo es la segunda beatificación de un religioso cubano. En 2007 el Papa beatificó a otro sacerdote nacido en la isla, aunque creció y murió en España. José López estaba en el centro-colegio que tiene la orden en El Escorial (Madrid) y fue asesinado a los 23 años, el 30 de noviembre de 1936, en Paracuellos del Jarama.

Después de la toma del poder por Fidel Castro tras la Revolución Cubana en 1959, el Gobierno decidió expulsar a los prelados. Desde entonces, el país ha sido declarado ateo. Las relaciones con el Vaticano fueron congeladas, pero los lazos se han comenzado a reestablecer después de que el mismo Fidel garantizase libertad religiosa en 1992 y el Papa Juan Pablo II visitara la isla seis años después.