Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un granjero encuentra las huellas de dinosaurio más antiguas de Bolivia

Los paleontólogos estudian las marcas dejadas por los animales prehistóricos en la provincia sureña de Chuquisaca

El granjero boliviano Primo Rivera siempre se había preguntado qué eran las marcas que había en una colina rocosa situada cerca de su casa. Los paleontólogos le han dado la respuesta: son huellas fosilizadas de diosaurio.

"Yo solía venir a ver las marcas cuando era un niño... pero nunca supe cual era su origen", ha afirmado Rivera, de 35 años, que vive en la provincia sureña de Chuquisaca. Las huellas fosilizadas que han provocado la curiosidad de este granjero durante 20 años tienen 140 millones de años de antigüedad, y serían las más antiguas que se han encontrado en el país andino.

"Estas marcas son importantes porque son las más viejas que hemos hallado nunca en Bolivia... y también las más ancianas de un Ankylosaurus que se han encontrado en el hemisferio sur", ha afirmado el paleontólogo argentino Sebastián Apesteguia en Buenos Aires. El paleontólogo ha afirmado que alguna de las marcas medían 35 centímetros, por lo que los animales debían ser de tamaño medio y medir "unos nueve o diez metros de altura". Además, cerca de las huellas más grandes, los paleontólogos han encontrado otras más pequeñas que posiblemente sean el rastro de crías.

Apesteguia, que encabezó una expedición de dos semanas patrocinada por el gobierno regional de Chuquisaca, cree que las huellas pertenecen a tres tipos distintos de dinosarios, que incluyen las de un Ankylosaurus, un herbívoro que se caracterizaba por su armadura.