Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decenas de miles de personas secundan la manifestación contra Berlusconi

Los manifestantes salen a las calles de Roma para quejarse contra la política económica, educativa y de inmigración

Decenas de miles de personas han secundado este sábado la manifestación promovida por el Partido Democrático (PD), la primera fuerza del centro-izquierda italiano, contra el Gobierno de Silvio Berlusconi y sus políticas económica, educativa y de inmigración. La asistencia ha sobrepasado las previsiones de los convocantes, ya que el Circo Máximo, próximo al Coliseo, se llenó una hora después de que empezaran a caminar las dos manifestaciones que debían terminar en ese lugar.

De esta manera, Berlusconi, que se encuentra estos días en Pekín la cumbre Asia-Europa, ha afrontado la primera gran manifestación contra su gestión desde que accedió al poder, aunque ya esta semana fueron centenares los estudiantes que se manifestaron contra los planes de reforma educativa del Il Cavaliere. La iniciativa ha contado con la colaboración de más de 4.500 voluntarios.

La educación ha sido uno de los motivos fundamentales por los que el PD ha hecho su primer signo claro de oposición desde que Berlusconi ganó las elecciones. Sus seguidores del PD han hecho suyos los eslóganes que estos días están repitiendo centenares de estudiantes y profesores de toda Italia contra los re recortes en la financiación del sistema escolar que ha aprobado el Gobierno de centro-derecha.

Los manifestantes también han abordado el tema de la inmigración y las numerosas y polémicas medidas aprobadas por Berlusconi para frenar este fenómeno, que la derecha italiana suele vincular con el aumento de la criminalidad en las ciudades, algo que desde la izquierda se interpreta como una invitación al racismo. Diversas ONG, el Parlamento Europeo y la Iglesia católica han denunciado en estos meses la persecución de los gitanos llevada a cabo por el actual Ejecutivo.

"Por las noticias que tengo, esta es la mayor manifestación de un partido desarrollada desde hace años en Italia", declaró Veltroni a los periodistas antes de empezar el recorrido. Además de Veltroni, durante la jornada han hablado un agente de policía, una profesora, dos empresarios de pequeña y mediana empresa, una obrera y un joven inmigrante procedente de Casal di Principe, localidad cercana a Nápoles (sur de Italia).