Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tailandia pide a sus ciudadanos que abandonen Camboya por temor a un conflicto militar

Soldados camboyanos y tailandeses se enfrentan en disputa por la soberanía del templo de Preah Vihear

Las autoridades de Tailandia han pedido a la población civil que abandone Camboya después de que soldados camboyanos y tailandeses hayan empezado a intercambiar disparos en la zona fronteriza que se disputan ambos países próxima a las ruinas del milenario templo de Preah Vihear.

Las fuerzas camboyanas han capturado a 10 soldados tailandeses tras el enfrentamiento armado que han mantenido durante todo el día. El intercambio de disparos entre unos y otros, que ha sido una constante en las primeras horas de la jornada, ha causado algunos heridos en ambos bandos.

Ante el miedo al estallido de un conflicto militar de mayores dimensiones, las autoridades tailandesas han preparado un plan de evacuación de la población civil. El ministro tailandés de Exteriores, Sompong Amornvivat, ha asegurado que este plan está listo para ponerlo en marcha en cualquier momento, mientras los ciudadanos del distrito de Kantharalak se han recluido en los sótanos de sus viviendas y han empaquetado sus pertenencias para una posible huida. Algunos hombres se han declarado dispuestos a luchar al lado del Ejército tailandés.

40 años de disputa

La alerta del Gobierno tailandés se produce después de que el primer ministro camboyano, Hun Sen, diera ayer un ultimátum a las tropas tailandesas para que se marchen de los terrenos que rodean al recinto religioso, motivo de confrontación entre los dos países durante los últimos 40 años. El titular de Exteriores tailandés respondió ante la prensa: "Estamos en nuestro territorio, ¿cómo vamos a retirarnos de un lugar que es parte de nuestro país?".

Tailandia defiende que las tropas de ambos países deberían retirarse de la zona a la vez, mediante un plan de acción coordinada dirigido por el comité bilateral. Ambos países reclaman la soberanía del área situada en torno a las históricas ruinas del templo de Preah Vihear, construido en siglo XI y uno de los legados arquitectónicos del desaparecido imperio Jemer.

Los gobiernos de las dos naciones vecinas se acusan mutuamente de iniciar un tiroteo el pasado 3 de octubre, que arrancó cuando dos soldados tailandeses pisaron una mina anti persona. En 1962, el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya determinó que el terreno sobre el que se ubica Preah Vihear corresponde a Camboya, pero Tailandia se resiste a aceptar ese dictamen.