Crisis financiera mundial

Sarkozy convoca a los bancos franceses para hacer frente a la crisis

El presidente francés se reúne en el Elíseo con los jefes de las principales entidades financieras

Ante el embate de la crisis financiera, agravada ayer por el 'no' del Congreso estadounidense al plan de rescate de George W. Bush, el presidente francés, Nicolas Sarkozy se ha reunido hoy en el Elíseo con los jefes de las principales instituciones financieras francesas -bancos, aseguradoras- para analizar la situación del sistema en Francia y mantener la calma entre los inversores. El mandatario ha prometido "nuevas disposiciones" para el mercado de crédito para antes de que finalice esta semana.

El Elíseo ha dado a conocer un comunicado que señala que la reunión de esta mañana ha servido para recordar a los dirigentes de los bancos franceses "su misión prioritaria de financiar la economía". El presidente del Banco de Francia, Christophe Noyer ha subrayado que "el sistema financiero francés es uno de los más seguros del mundo" y por eso "hay que tener una confianza total" en él y "no hay razón en absoluto para tener miedo". "Los bancos europeos y franceses no están sobrecargados de activos de mala calidad, como lo estaban los estadounidenses. Fundamentalmente son sólidos, están muy bien capitalizados", argumentó el responsable de supervisar el sector.

Más información

Henri de Castries, presidente del grupo asegurador AXA ha compartido el tono de Noyer y ha abogado por la calma. "En momentos de tensión como éste, no hay que tener pánico: hay un piloto, hay pilotos en el avión", ha señalado Castries en breves declaraciones a la prensa.

Según ha informado la presidencia francesa en un comunicado, la cita se enmarca en los "encuentros europeos e internacionales" que el jefe del Estado francés está llevando a cabo para hacer frente a la situación económica mundial. Entre los asistentes estuvieron Baudouin Prot, de BNP Paribas; Frédéric Oudéa, de Société Générale, o Philippe Dupont, de Banques populaires. También ha acudido la ministra de Economía, Christine Lagarde.

Rescate de Dexia

La reunión se produce, además, cuando Francia se ha visto afectada directamente por la crisis: el Gobierno francés, junto con los de Bélgica y Luxemburgo, ha tenido que acudir al rescate del banco-aseguradora franco-belga Dexia, que ayer se desplomó en bolsa.

En un reciente discurso sobre la crisis financiera internacional, el presidente galo propuso celebrar antes de fin de año una cumbre con los representantes del G-8 para coordinar la respuesta ante la crisis y garantizó que el Estado francés no dejaría a los ahorradores perder un sólo euro en el caso de las que entidades financieras galas se vieran arrastradas por la tormenta que afecta a los mercados. Sarkozy quiere igualmente acabar con los blindajes de los directivos, que los responsables de la crisis sean sancionados y que los poderes públicos regulen el mercado.

Lo más visto en...

Top 50