Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy recula en el plan de fichar a los delincuentes

El presidente francés ha pedido una revisión del polémico archivo 'Edvige', que recoge los datos de personas susceptibles de alterar el orden público

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, ha pedido al ministro de Interior, Michele Alliot-Marie, que revise el proyecto de elaboración de una base de datos de delincuentes. El archivo Edvige, que contiene información de personas susceptibles de alterar el orden público y que podría incluir información sobre la salud y la orientación sexual, ha suscitado una gran oposición desde que se aprobara el pasado mes de julio sin muy buen recibimiento.

Decenas de miles de personas han suscrito por Internet una petición contra el archivo e incluso miembros del Gobierno han mostrado sus dudas sobre el proyecto.

Sarkozy ha pedido que se brinden "todas las garantías" en la protección de las libertades, pero insiste en el fichaje de los menores susceptibles de atentar contra el orden público.

Ante el Consejo de ministros, Sarkozy pidió que las negociaciones de la ministra del Interior con las asociaciones permita resolver los "interrogantes o inquietudes" y dar "el máximo de garantías posibles en materia de protección de las libertades", ha informado el portavoz del Gobierno, Luc Chatel, ante la prensa.

Sarkozy, que presidió ayer una reunión con miembros del Gobierno sobre el asunto, ha cuestionado las fichas sobre la salud y la orientación sexual de las personas, así como la utilidad de fichar a personalidades, según fuentes del Elíseo. El portavoz del Gobierno, por su parte, ha indicado que el Ejecutivo "nunca" tuvo la intención de utilizar de forma "discriminatoria" estos criterios sanitarios o sexuales.

La decisión de entablar negociaciones con las asociaciones y de dar garantías en materia de protección de las libertades se ha interpretado como una marcha atrás por parte de las autoridades. Pero Sarkozy se mantiene firme en el fichaje de los menores, indicó el portavoz del Gobierno.