Irán no responde a la oferta de incentivos pero acuerda seguir los contactos

La reunión entre el mediador europeo Javier Solana y el representante iraní Said Jalili, termina en nada.- EE UU advierte: "Irán debe escoger entre cooperación o confrontación"

Irán no ha ofrecido una respuesta clara a la propuesta de incentivos ofrecida por EE UU, China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania (el llamado G-6) para que suspenda el enriquecimiento de uranio, ha informado el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana. "Espero tener una respuesta a ese y otros temas en un plazo de dos semanas", ha dicho el diplomático en una conferencia de prensa.

Sin embargo, el negociador iraní, Sayid Jalili ha descartado hoy que se discuta la propuesta de suspensión de enriquecimiento en cualquiera de las próximas rondas de conversaciones con las principales potencias. "Sólo discutiremos puntos comunes del paquete (de incentivos)", ha dicho Jalili a la agencia Reuters al término de la reunión, rechazando así la condición principal establecida por EE UU y otras potencias para establecer negociaciones formales y así terminar la disputa sobre su programa nuclear.

Más información

Una vez finalizada la reunión que no logró superar el bloqueo de las negociaciones, Washington, a través del portavoz del departamento de Estado, Sean McCormack, ha dicho que Irán afronta dos opciones: la coooperación o la confrontación.

"Esperamos que los iraníes entiendan que sus líderes necesitan escoger entre cooperación, que podría dar beneficios a todos, y confrontación, que sólo puede llevar a un aislamiento mayor", ha dicho McCormack.

Solana, que actúa como mediador, se ha reunido desde esta mañana con el jefe negociador iraní, Sayid Jalili, encuentro al que asistió por primera vez un alto representante de Washignton. Según Solana, las conversaciones han sido sustanciales y constructivas.

Irán tuvo una oportunidad para comprometerse con la comunidad internacional, ha dicho Solana. Los iraníes han vuelto a ratificar la posición del Gobierno de Mahmoud Ahmadineyad de seguir su programa de enriquecimiento de uranio, que insisten, tiene fines pacíficos y no militares, como señalan varios países occidentales.

Solana ha acordado hablar con Jalili, por teléfono o personalmente, en dos semanas.

Fuentes cercanas a la reunión, citadas por la BBC, han dicho que Irán está interesado en la oferta, pero no está claro si existen divisiones en el Gobierno o que los iraníes están buscando ganar tiempo. Jalili ha dicho que ha colocado sobre la mesa varias ideas positivas y ha urgido a las potencias no dar fin a las negociaciones.

El subsecretario de Estado norteamericano, William Burns, que asistió por primera vez a una reunión con Irán sobre el tema del programa nuclear que mantiene enfrentado a ambos gobiernos, no habló en el encuentro, en el que además han participado representantes de Reino Unido, China, Francia, Alemania y Rusia, y tampoco se reunió por separado con los negociadores iraníes.

El G-6 ofreció en junio un paquete de incentivos a Teherán, llamada congelación por congelación bajo el cual una suspensión del programa actual de enriquecimiento de uranio iraní sería equiparada con la promesa de Occidente de endurecer las sanciones contra ese país.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50