Pakistán condena un ataque de la OTAN que mató a 11 de sus soldados

Aviones estadounidenses bombardearon anoche un puesto militar paquistaní mientras perseguían a un grupo de talibanes

El Ejército paquistaní ha condenado esta mañana el "cobarde" bombardeo que anoche llevaron a cabo aviones estadounidenses de la OTAN y que se cobró la vida de 11 soldados paquistaníes en la frontera con Afganistán. El suceso puede agriar las relaciones entre EE UU y Pakistán, uno de los más fieles aliados de Washington en la región. EE UU sostiene que el ataque iba dirigido contra los talibanes y que fue coordinado con el ejército paquistaní.

El bombardeo se produjo anoche en la provincia paquistaní de Mohmand. Fuerzas estadounidenses que luchan contra los talibanes en Afganistán fueron atacadas desde Pakistán por un grupo de militantes, según ha relatado a Reuters un portavoz militar paquistaní. Avisadas las fuerzas aéreas, bombardearon la zona, pese a que era ya territorio paquistaní, y alcanzaron, se supone que por error, a los militares paquistaníes que ocupaban un puesto fronterizo. Once de ellos, incluido un oficial, perdieron la vida.

En una de las manifestaciones más duras contra EE UU, el ejército paquistaní ha condenado el ataque, que ha calificado de "cobarde y no provocado". A juicio del alto mando militar, el bombardeo "afecta a las mismas bases de cooperación y sacrificio con que los soldados paquistaníes apoyan la coalición en la guerra contra el terrorismo". "Estos actos de agresión no ayudan a la causa común de la lucha contra el terrorismo", dice el ejército paquistaní en un comunicado, en el que expresa su "firme protesta".

Por su parte, el mando militar estadounidense afirma que el ataque tenía como objetivo a los talibanes y que se informó al ejército paquistaní. "Las fuerzas de la coalición informaron al ejército de Pakistán de que estaban en combate con fuerzas anti-afganas [talibanes]", dice el ejército americano en un comunicado. Según su versión, los soldados de la coalición entraron en combate con los talibanes durante una operación que "había sido previamente coordinada con Pakistán".

Un portavoz talibán ha relatado a Reuters que su grupo había atacado a las fuerzas estadounidenses y afganas cerca de la frontera. Según su versión, la represalia aérea estadounidense se ha cobrado la vida de nueve de los suyos, pero además ha escuchado cómo los aviones bombardeaban el puesto fronterizo paquistaní.

Lo que sí es cierto es que, tanto EE UU como Afganistán llaman continuamente a la cooperación de Pakistán para que asedie con mayor dureza a los militantes islamistas que se refugian en su lado de la frontera. El nuevo gobierno paquistaní, desafecto al jefe del Estado, Pervez Musharraf, está negociando con jefes tribales de la región fronteriza con Afganistán para que presionen a los militantes y cesen sus ataques y atentados en Pakistán. EE UU y Afganistán cree que esas negociaciones permiten a los militantes refugiarse, recuperar fuerzas y atacar a las tropas de la coalición desde el lado paquistaní de la frontera.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS