Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de la OTAN

La OTAN abre sus puertas a Croacia y Albania y pone en espera a Ucrania y Georgia

Macedonia entrará cuando resuelva su contencioso con Grecia por el nombre.- Francia decidirá su regreso a la estructura militar de la Alianza el año que viene.- Los aliados apoyan al escudo antimisiles de Bush

La OTAN ha decidido aumentar a 28 el número de sus miembros con el ingreso de Albania y Croacia. Será la primera ampliación de la Alianza desde 2002, aunque podría haber sido mayor de haberse aceptado también la candidatura de Macedonia, que tendrá que esperar por un contencioso con Grecia por el nombre con el que pretende entrar en el club. También tendrán que esperar, en este caso para ser candidatos formales al ingreso, las repúblicas ex soviéticas de Ucrania y Georgia, aunque se les da garantías de que serán miembros en el futuro. Los aliados no las ven aún suficientemente preparadas y estables. Son las conclusiones de la cumbre de la OTAN, que hoy se clausura en Bucarest.

La cumbre ha servido también para el anuncio de un regreso tras 40 años de ausencia, el de Francia a la estructura militar de la organización. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha anunciado que, cuando termine la presidencia francesa de la Unión Europea, en diciembre, "llegará el momento de tomar las decisiones necesarias para que Francia tome el lugar que le corresponde en las estructuras de la OTAN", ha dicho Sarkozy. "Reafirmo aquí la determinación de Francia de emprender el proceso para renovar su relación con la OTAN", ha dicho Sarkozy a sus socios.

Francia abandonó en 1966 la estructura militar de la Alianza Atlántica por decisión del entonces presidente, el general Charles de Gaulle, que rechazaba ceder el control de sus estructuras de mando a otra organización multinacional superior. Desde entonces, no volvió a formar parte del órgano de decisión militar de la organización, el que planea las misiones de la OTAN. Francia es el único de los 26 países miembros de la Alianza que no pertenece a la Estructura Militar Integrada.

En cualquier caso, ese regreso no será gratis. Francia pone como condición que se produzcan "progresos tangibles, prácticos y ambiciosos" en el refuerzo de la Europa de la Defensa. Es decir, quiere integrarse en una Alianza renovada en la que el papel europeo sea reforzado, para lo cual deberá reforzarse la capacidad militar de la UE. "Trabajaré mano a mano con nuestros socios europeos para dar un impulso a la Europa de la defensa. Es mi ambición y mi prioridad", ha dicho.

Ampliación

Pese a la opinión de Washington, Ucrania y Georgia tendrán que esperar para ser candidatos oficiales a la integración. La OTAN les asegura que serán miembros, pero prefiere retrasar el acceso de ambas repúblicas ex soviéticas al MAP -membership action plan, el primer paso para la adhesión- hasta que sus situaciones internas sean más estables y democráticas. Por el momento, habrán de conformarse con un "compromiso intensificado", durante el cual Bruselas, Kiev y Tbilisi intentarán despejar las dificultades y reticencias políticas que todavía subsisten. En diciembre, los ministros de Exteriores de la Alianza analizarán de nuevo el tema y, en su caso, decidirán sobre las candidaturas de Kiev y Tbilisi.

Además, los líderes de la OTAN han invitado formalmente a Croacia y Albania a iniciar ya las negociaciones para la adhesión, la cual podría hacerse realidad más o menos en un año. La invitación es extensible a Macedonia, aunque no se hará efectiva hasta que Skopje no resuelva el contencioso que tiene con Grecia por el nombre con el que figurará como miembro. Grecia se opone a que se integre con el nombre de Macedonia porque coincide con el de una de sus provincias. Por ello, propone, entre otros, el de República ex Yugoslava de Macedonia. La integración de Skopje se hará efectiva automáticamente una vez esté resuelto este contencioso.

Escudo antimisiles

Los estados miembros de la OTAN han dado su apoyo a la instalación en países del este de Europa de partes del sistema antimisiles de EE UU. Así, en el documento final, los miembros de la Alianza "reconocen la importante contribución [del sistema] a la protección de los aliados ante "la amenaza cada vez mayor que representa el lanzamiento de misiles balísticos" desde Oriente Próximo u otros países. El sistema implica la instalación de baterias de misiles interceptores en Polonia y radares en la República Checa.

Afganistán

Bush ha conseguido apoyo a su petición de más soldados para Afganistán. Francia ha confirmado que enviará al este del país un batallón (unos 800 hombres) adicionales, lo que permitirá que soldados estadounidenses se desplacen desde esta zona hacia el sur, donde la situación es más complicada y hacen falta refuerzos.

Los líderes de la OTAN aprobarán un documento interno de estrategia general político-militar a medio plazo para favorecer la transición de la misión de ISAF hacia un papel cada vez más basado en el apoyo material y logístico a las fuerzas afganas. Un segundo informe explicará los motivos de la continuación de la presencia de la Alianza en Afganistán, con énfasis en el progresivo incremento del protagonismo de las fuerzas locales o en la importancia de la labor de reconstrucción que dirige la ONU.

Acuerdo Praga-Washington sobre el escudo antimisiles

Estados Unidos y la República Checa han llegado un acuerdo para la instalación del escudo antimisiles en suelo checo. Fuentes de las negociaciones han informado hoy que el acuerdo es total y que se espera la firma del mismo en un futuro próximo. Básicamente consitirá en la instalación en suelo checo de baterías de misiles interceptores, cuya misión sería la de neutralizar un posible ataque de algún país de Oriente Próximo o Medio contra EE UU. De esta manera, las conversaciones entre Washington y Praga han sido fructíferas y los planes estadounidenses de desplegar un sistema de radares en territorio checo serán posibles. El escudo defensivo diseñado por EE UU incluye también la instalación de 10 lanzaderas de misiles interceptores en Polonia, país con el que Washington todavía mantiene negociaciones. Una buena noticia que se suma al pleno apoyo de la Alianza a este proyecto. Los 26 miembros de la OTAN han acordado dar su respaldo al escudo antimisiles que EE UU quiere desplegar en Europa del este. Fuentes estadounidenses han informado que los aliados adoptarán hoy un comunicado en el que reconocerán la ?sustancial protección? que el escudo dará a Europa frente a posibles ataques de Oriente Próximo e instarán a Rusia, que considera el sistema una amenaza, que acepte las ofertas de cooperación.

Más información