Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Departamento de EE UU se disculpa por la revisión ilegal de documentos de Obama, Clinton y McCain

Dos contratistas del departamento han sido despedidos y un tercero ha recibido medidas disciplinarias

El Departamento de Estado norteamericano ha ofrecido este viernes disculpas a los candidatos demócratas Barack Obama y Hillary Clinton y al republicano John McCain, tras desvelarse que algunos trabajadores de esa dependencia fisgonearon documentos vinculados a sus pasaportes. La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, ha llamado a Obama y a Clinton para disculparse por el acceso no autorizado a la información digitalizada de su pasaporte por parte de tres contratistas de ese departamento, dos de los cuales han sido despedidos y el tercero ha recibido medidas disciplinarias. El portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, ha dicho a los periodistas que Rice también se disculpará con McCain cuando hable con él.

Inicialmente, el Departamento de Estado había comentado de la revisión ilegal de la documentación de Obama. McCormack ha afirmado que los empleados pecaron de "curiosidad imprudente", y que los incidentes ocurrieron el 9 de enero, el 21 de febrero, y el 14 de marzo pasados. "No hay indicios de que tuviesen motivaciones políticas", ha asegurado un funcionario del Departamento que prefirió no identificarse. Esa dependencia ha anunciado el inicio de una investigación formal sobre el incidente.

El portavoz de la campaña del senador por Illinois, Bill Burton, ha solicitado una investigación completa y que se revele el nombre de los implicados. "Es una intromisión escandalosa en la seguridad e intimidad, obra de una administración que ha mostrado poco respeto por los demás durante los últimos ocho años", ha destacado la misma fuente. "El deber de nuestro Gobierno es proteger la información privada de los ciudadanos norteamericanos, y no emplearla para fines políticos", ha añadido Burton.

Asimismo, portavoces de la oficina de campaña de Clinton han dicho que Rice les informó de que la documentación de la senadora por Nueva York había sido revisada en 2007, según informa la cadena estadounidense CNN.

Según la cadena de televisión NBC, los tres implicados eran empleados de la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado. Éste suele emplear contratistas para diseñar, construir y mantener sus sistemas así como para ayudar a los empleados con las búsquedas.

Una fuente del Departamento de Estado, citada por CNN, ha informado de que los documentos vinculados al pasaporte contienen imágenes escaneadas de las aplicaciones para obtener ese documento, así como la fecha de nacimiento e información biográfica básica. También muestra las renovaciones del pasaporte y posiblemente información sobre la ciudadanía.

El incidente es una vergüenza para la administración Bush y revive los recuerdos de la controversia que surgió en 1992, después de que funcionarios del Departamento de Estado revisaron sin autorización los documentos del pasaporte y la ciudadanía del ahora ex presidente Bill Clinton, cuando era el candidato demócrata a la Casa Blanca.