Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La independencia de Kosovo se lleva por delante el Gobierno serbio

El primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, anuncia su dimisión y elecciones anticipadas por las diferencias con sus socios sobre la secesión de la ex provincia serbia

La independencia de Kosovo se ha llevado por delante el Gobierno serbio. El primer ministro serbio, el nacionalista Vojislav Kostunica, ha anunciado hoy su dimisión, justificándola en las discrepancias entre los distintos grupos políticos que integran la coalición de Gobierno sobre la secesión de la provincia y la forma de acercarse a Europa. Esas diferencias no permiten su correcto funcionamiento. "Este es el fin del Gobierno", ha dicho.

El Gobierno de Kostunica entró en crisis esta semana por las distintas posturas de los grupos aliados sobre la independencia de Kosovo y el acercamiento a la Unión Europea. El origen está en una resolución presentada esta semana por el ultranacionalista Partido Radical Serbio que instaba a la UE a reconocer "claramente y sin ambigüedad" la integridad territorial de Serbia como condición para la integración europea. El partido de Kostunica, el Partido Democrático de Serbia (DSS) anunció que votaría a favor, pero otros miembros de la coalición, con el proeuropeo Partido Democrático del presidente, Boris Tadic, a la cabeza, se opusieron a este texto, dejando a Kostunica en minoría.

El dilema era el siguiente: ¿Debe Serbia seguir aspirando a entrar en la UE cuando la mayoría de los miembros de la UE ha reconocido la independencia de Kosovo, proclamada unilateralmente el pasado 17 de febrero? La mayoría de los miembros de la coalición prefiere desligar ambos asuntos, mientras que otros, como el partido de Kostunica, ponen como condición a la entrada en la UE que la independencia de Kosovo sea revocada. Según los partidos proeuropeos, la resolución no serviría para devolver Kosovo a Serbia y provocaría un frenazo a la integración de Belgrado a la UE.

"El Gobierno serbio no tiene una política unificada sobre una importante cuestión relacionada con el futuro del país: Kosovo. Un Gobierno así no puede funcionar. Este es el fin del Gobierno, debemos entregar el mandato al pueblo", ha dicho en una conferencia de prensa. "Es por ello que he convocado para el 10 de marzo una reunión del Gobierno para que decida la disolución del Parlamento y convoque elecciones anticipadas", ha dicho, proponiendo como fecha el próximo 11 de mayo, fecha que coincide con elecciones municipales.

Kostunica ha acusado a algunos de sus socios de haber tirado la toalla en la defensa de Serbia y en su lucha por evitar la independencia Kosovo. Kostunica, un líder nacionalista firmemente opuesto a la independencia de Kosovo, aun a costa de que ello suponga el retraso de las aspiraciones serbias para entrar en la UE, acusa a sus aliados pro-occidentales de ceder en la lucha contra la secesión kosovar para favorecer el acercamiento de Belgrado a la UE.