Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren 46 personas al estrellarse un avión venezolano al poco de despegar

Los equipos de rescate hallan el aparato "pulverizado" en los Andes venezolanos, pero aún no se ha podido llegar a pie por lo escarpado del terreno

Un avión comercial con 46 personas a bordo, 43 pasajeros y 3 tripulantes, se ha estrellado en los Andes venezolanos esta madrugada (hora española). El aparato ha chocado de frene contra una montaña la provincia de Mérida, 680 kilómetros al sureste de Caracas, donde ha sido hallado varias horas después. Los equipos de rescate han confirmado que no hay supervivientes.

Un helicóptero de la policía ha localizado los restos del aparato, según ha informado el coordinador de las operaciones de rescate, Enrique Martín. "En este momento deben estar llegando los helicópteros al sitio y el (helicóptero) de la policía de Maracaibo (capital del estado de Zulia), que fue el que detectó el objetivo", ha dicho Martín. No se han encontrado supervivientes. Según los bomberos que han avistado los restos al sobrevolar la zona del accidente, el avión está "prácticamente pulverizado". El aparato ha chocado de frente contra una montaña, según ha informado el director general del organismo gubernamental de socorro Protección Civil (PC), el general Antonio Rivero.

Por el momento, no se ha podido llegar a pie a la zona del accidente, debido a lo escarpado del terreno. "La zona es completamente inaccesible", ha declarado Ivan Altuve, coordinador de los equipos de rescate enviados de la ciudad de Barinas.

El avión, un bimotor de la pequeña compañía venezolana Santa Bárbara, se ha estrellado poco después de despegar del aeropuerto de la ciudad de Mérida, en el suroeste del país, en la zona de los Andes. Antes de conocerse que se había estrellado, la aeronave ha sido declarada en "alerta 3" al no establecer comunicación con la torre de control que le correspondía en su ruta hacia el aeropuerto internacional Simón Bolivar, de Caracas. La región montañosa es especialmente difícil para los pilotos, pero no se tiene constancia de que el piloto haya enviado alguna señal de socorro antes del accidente.

La lista de pasajeros incluye a Italo Luongo, un conocido analista político venezolano, así como los familiares de un alto cargo del Gobierno. Por el momento no se ha informado de que ningún extranjero estuviera a bordo de la aeronave.

Familiares

Familiares de los ocupantes del vuelo, que se han concentrado desde las primeras horas en los aeropuertos de Mérida y Caracas a la espera de noticias, están ya recibiendo apoyo psicológico tras confirmarse que no hay supervivientes.

La empresa Santa Bárbara es una pequeña aerolínea venezolana que cubre trayectos domésticos. Tiene siete vuelos entre Mérida y Caracas al día. Según el presidente de la compañía, Jorge Álvarez, el avión, un ATR 42-300, tenía cerca de 20 años y cumplía todos los requisitos de mantenimiento. Además, ha informado de que el piloto tenía ocho años de antigüedad en la empresa.

El de hoy es el segundo accidente de aviación grave que ha vivido Venezuela este año, tras estrellarse un avión con 14 pasajeros en el océano en enero, en las proximidades de un archipiélago.