Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de los Balcanes

La economía de Kosovo es una de las más subdesarrolladas de Europa

Su renta per cápita apenas llega a 1.500 euros al año.- Son muchas las denuncias de corrupción y tráfico ilícito.- Su gran esperanza es la minería

La economía de Kosovo es una de las más subdesarrolladas de Europa, con una renta per cápita calculada en apenas unos 1.500 euros al año.

Kosovo prácticamente no dispone de industrias propias y su modesto crecimiento económico -un 3% en 2006- es sostenido por pequeñas y medianas empresas, que apenas acceden a créditos, sin que haya habido hasta ahora importantes inversiones extranjeras, aunque sí donaciones.

El nuevo Gobierno kosovar tendrá díficil mejorar la situación socio-económica de los 2 millones de habitantes, que en gran parte dependen de la ayuda financiera de familiares que residen en el exterior.

Hay múltiples denuncias de corrupción y tráfico ilícito en Kosovo, y varios casos están bajo investigación policial. El desempleo supera en muchas regiones el 40% y el tejido social sufre por el hecho de que los kosovares que trabajan para organismos internacionales disfrutan de sueldos mucho más elevados que sus colegas empleados en empresas locales.

MÁS INFORMACIÓN

Su gran esperanza es la minería, con materias primas como el cinc, plomo, níquel, cromo, oro y sobre todo el carbón, que constituyen la tercera reserva más importante del continente. Según un estudio geológico internacional realizado en 2005, la cantidad de materias primas podría incluso ser superior a lo estimado hasta ahora.

Los expertos coincidían hasta ahora en que la modernización de la infraestructura energética de Kosovo, que en la actualidad vive con constantes cortes de electricidad, dependía de la solución del estatus final de la provincia serbia.

Si la independencia de Kosovo no provoca mayores tensiones, algunos expertos predicen que la economía kosovar podría vivir un verdadero "boom". Un reciente estudio del Instituto de Estudios Económicos Comparados de Viena (WIIW) indica que Kosovo tiene potencial para crecer entre un 7 y 8 por ciento por año, mientras que Serbia podría hacerlo a un ritmo del 5% anual.

Ambas partes se beneficiarían de una solución pacífica, ya que no tendrían que invertir en sus fuerzas armadas ni en la reconstrucción de posibles destrucciones en un conflicto, concluye el WIIW.