Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Egipto y Hamás pactan el cierre del paso de Rafah

La frontera ha sido clausurada esta mañana tras 11 días de caos en la zona

Tal y como se anunció ayer a mediodía, las autoridades egipcias han cerrado hoy, en coordinación con el grupo islamista palestino Hamás, el paso fronterizo de Rafah que une Egipto con Gaza, ha informado el director del centro de prensa gubernamental en Rafah, Musad Badawi.

Badawi aseguró que ya no se permite el paso de personas, salvo de los palestinos que regresan a Gaza y los egipcios que retornan a su país, once días después de que militantes de Hamás volaran varios tramos del límite fronterizo permitiendo la entrada de miles de palestinos en Egipto.

Por otra parte, el primer ministro del oficioso Gobierno palestino de la Franja de Gaza, Ismail Haniya, afirmó ayer que está planteando la posibilidad de cortar los vínculos económicos del territorio palestino con Israel y fomentar las relaciones con Egipto. Haniya afirmó en una entrevista concedida al diario Palestine que el pueblo de Gaza no permitirá que se vuelva a la situación anterior a la apertura del paso de Rafah incluso aunque fracasen las negociaciones con El Cairo y Al Fatá.

Haniya, líder del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en Gaza, advirtió de que disponen de "muchas opciones" a las que recurrir en el caso de que estas conversaciones no den su fruto y destacó que Egipto considera que el fin del bloqueo de la Franja es de interés estratégico.

El dirigente islamista también aprovecho para arremeter contra Al Fatah, el partido que controla la Autoridad Palestina, presidida por Mahmud Abbas, por su oposición a esta eventual desconexión económica de Gaza con respecto a Israel y por rechazar la propuesta de Hamás de que Rafah esté bajo control conjunto palestino y egipcio, sin presencia extranjera.

También criticó directamente a Abbas por sus declaraciones anteriores a las negociaciones de El Cairo por mostrar de nuevo su oposición a cualquier diálogo con Hamás hasta que los islamistas cumplan con sus condiciones, entre las que se encuentra la aceptación de la convocatoria de elecciones anticipadas.