Reportaje:

El niño que nació del caos

Una joven china da a luz después de permanecer atrapada en un atasco monumental en el sur de China - El país sufre las consecuencias del peor invierno en 50 años

Chu Hongling, una joven china que dio a luz después de pasar tres días atrapada en un autobús, es ya toda una heroína en su país, que estos días vive sumido en el caos circulatorio debido a las consecuencias del peor invierno de los últimos 50 años. El diario local New Express publica los detalles de la historia esperanzadora de Zhongsheng (que significa Nacido en la muchedumbre), un niño que ganó la batalla al caos.

Su madre Chu, en avanzado estado de gestación, y su marido, los dos trabajadores inmigrantes, viajaban desde la provincia de Cantón, en el sur, a la de Hunan (la más afectada por las nevadas) para pasar la Fiesta de la Primavera cuando su autobús quedó atrapado en un gran atasco, como muchos otros vehículos en todo el país, debido a la nieve y el hielo.

Más información
Las tormentas de nieve colapsan China

La pareja decidió pedir ayuda a las autoridades, que consiguieron enviar una ambulancia a la zona del monumental atasco y trasladar a la mujer a un hospital, donde dio a luz poco después.

Un invierno sin precedentes

El centro y sur de China sufre estos días las peores nevadas en 50 años. Ya son más de 105 millones de personas las afectadas y han muerto al menos 60. La nieve, que previsiblemente seguirá cayendo los próximos días, podría dejar a millones de personas sin poder regresar a sus casas durante las fiestas por el Año Nuevo chino, que se celebra el 7 de febrero y que todos los años desencadena el éxodo de cientos de millones de personas en el país más poblado del mundo.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Otra historia épica presente estos días en los medios chinos es la de un estudiante que para ver a su novia, a la que no había visto en todo el año, intentó ir esquiando por la carretera, ya que su autobús también había quedado atascado en la nieve, en la provincia de Wuhan.

La policía detuvo al improvisado esquiador, que estaba dispuesto a recorrer con sus tablas los 200 kilómetros que le separaban de su amada, pero llamó la atención de la prensa china, que lo publicó como una historia de amor "bajo la nieve".

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS