Abbas rechaza cualquier diálogo con Hamás mientras no devuelva Gaza

El presidente palestino califica al movimiento islamista, que controla la franja, de "golpista"

Mahmud Abbas rechaza de plano discutir con Hamás el futuro de las fronteras de Gaza, en especial la de Rafah. El presidente de la Autoridad Palestina considera que el Movimiento de Resistencia Islámica es "ilegítimo y golpista" -en referencia a la conquista de Gaza por los islamistas en junio, expulsando por la fuerza a Al Fatah- por lo que "no habrá ningún diálogo con Hamás".

Abbás se ha pronunciado con estas palabras en El Cairo, después de reunirse con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, con el que ha abordado la situación del paso fronterizo de Rafah, reventado la semana pasada por Hamás para aliviar las necesidades de la población de Gaza como consecuencia del bloqueo israelí. En su intervención ante la prensa, Abbas ha descartado gestionar la situación con Hamás y ha insistido en su plan para resolver el asunto: que sean las fuerzas de seguridad controladas por la Autoridad Palestina (es decir, por Al Fatah, el partido que lidera) las que se hagan cargo del paso de Rafah. Se niega a que Hamás tenga ningún papel en el control de las fronteras.

"Hamás no es un grupo legítimo sino golpista. Nadie que se respete a si mismo acepta la existencia de una parte ilegítima, ni dialogar con ella", ha dicho el presidente de la AP. "Nos importa el bien del pueblo palestino. Si a ellos (Hamás) también les importa, que cumplan con los acuerdos firmados", ha añadido, en referencia al pacto cuatripartito suscrito en 2005 entre la AP, la Unión Europea, Israel y Egipto sobre la frontera entre este último país y Gaza.

"No aceptamos nuevos acuerdos. Estamos comprometidos con los acuerdos internacionales [sobre las fronteras] tal como están", ha dicho."Hamás tiene que poner fin a su golpe de Estado en Gaza, cumplir los acuerdos internacionales y aceptar la celebración de elecciones anticipadas. Después, nuestros corazones estarán abiertos al diálogo". Ayer, un dirigente de Hamás, Sami Abu Zuhri, dijo que el movimiento "no acepta otra cosa que un papel clave en el cruce de Rafah".

En ese acuerdo fronterizo, firmado tras la retirada israelí de Gaza en septiembre de ese año, Israel aceptó el despliegue de observadores de la UE para supervisar los cruces de la frontera a través de cámaras en los pasos, que quedarían controlados por las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina que preside Abbas.

La de Abbas no es la única reunión que hoy está prevista en El Cairo. Representantes de Hamás, encabezados por su dirigente y ex ministro de Asuntos Exteriores de la AP Mahmud Zahar, acuden también a la capital egipcia en busca de soluciones al caos de la frontera entre Egipto y Gaza. No se sabe el nivel de los encuentros que puedan mantener. Zahar se niega a lo que propone Abbas. "Hablar de un papel parcial [en la frontera] contradice la realidad", ha dicho a los periodistas en su viaje hacia El Cairo. "la realidad es que hay un Gobierno legítimo [en Gaza]. No cederemos nuestra legitimidad a nadie", ha concluido. La delegación de Hamás proveniente de Gaza se unirá a otro grupo de líderes de Hamás en el exilio, encabezado por Jaled Meshal.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción