Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hamás, dispuesto a reunirse con Al Fatah para resolver la crisis política palestina

En otra jornada caótica por el bloqueo israelí, centenares de palestinos se enfrentan a la policía egipcia en Rafah para abastecerse de alimentos y combustible

El Movimiento de Resistencia Islámica Hamás ha aceptado la invitación realizada por el presidente egipcio, Hosni Mubarak, de mantener conversaciones en El Cairo con la facción rival, Al Fatah, del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, con el fin de solventar el cisma palestino. En momentos en que el bloqueo israelí ha provocado una avalancha de palestinos desde Gaza a Egipto por el cruce fronterizo de Rafah, Mubarak ha planteado este encuentro "para que haya una reconciliación entre hermanos".

El líder de Hamás en el exilio, Khaled Meshaal, ha dicho a la agencia Reuters que tanto él como "todos los hermanos en el liderazgo de Hamás celebramos participar" y que "buscarán hacer un diálogo con éxito". Mubarak ha propuesto esta iniciativa en una entrevista al semanario independiente Al Usbua, que se publica hoy pero que ha sido adelantada en partes por la agencia noticiosa egipcia MENA.

"Estamos listos para acoger de forma inmediata una conferencia en El Cairo entre Hamás y Fatah para que haya una reconciliación entre hermanos", afirma el mandatario en la entrevista. Asimismo, rechaza las críticas estadounidenses e israelíes a su decisión de permitir la entrada de miles de palestinos de la Franja de Gaza a Egipto a través del paso de Rafah.

"Egipto, como una estado árabe pionero, no puede abandonar sus responsabilidades panárabes y rechaza el castigo colectivo a todo el pueblo palestino", dice Mubarak.

Nuevos boquetes

En una nueva jornada caótica en la Franja de Gaza, militantes de Hamás utilizaron ayer una excavadora para abrir un nuevo agujero en el muro fronterizo de Gaza con Egipto después de que la policía egipcia intentara hoy, con éxito desigual, cerrar los boquetes abiertos el miércoles. Los infructuosos intentos por cerrar los boquetes provocaron que las fuerzas de seguridad egipcias se retiraran por la tarde de la frontera con Gaza.

Alrededor de las 16.30 hora local (13.30 GMT), todos los vehículos blindados de las fuerzas egipcias desplegados en la frontera comenzaron a retirarse, mientras que hombres armados palestinos, que aseguraron ser de la resistencia, ocupaban el lugar dejado por los egipcios, según informa la agencia EFE. El nuevo boquete permite a los palestinos seguir accediendo a Egipto para abastecerse de productos de primera necesidad, que no entran en la franja desde hace una semana por el bloqueo israelí.

Según informa la agencia Reuters, varios militantes de Hamás, a lomos de una excavadora, han abierto un nuevo boquete en la empalizada fronteriza, ante los vítores de los centenares de palestinos que se encontraban en el lugar. También se pudieron escuchar disparos mientras los militantes intentaban derribar la valla metálica y los congregados aplaudían.

Israel mantiene completamente bloqueados los accesos a Gaza desde hace una semana, por lo que los habitantes de Gaza, acuciados por la escasez de productos básicos, reventaron la frontera con explosivos. A las pocas horas de las explosiones, el Gobierno egipcio decidió, ante la avalancha de palestinos que intentaban hacerse con alimentos, medicinas o tabaco en el país vecino, dejar abierta la frontera para que no se produjeran altercados.

Desde por la mañana, decenas de policías egipcios intentaban controlar a la muchedumbre de palestinos que intentaban aprovechar las últimas horas con la frontera abierta para conseguir alimentos u otros artículos. Los agentes colocaron alambradas de espino en los huecos abiertos el miércoles, mientras dispersaban a los palestinos usando cañones de agua.

Ante la inminencia del cierre, se han producido avalanchas de palestinos que intentaban cruzar la frontera por los últimos boquetes abiertos. En su desesperada huida, jóvenes, niños y familias enteras han derribado una parte del muro que impedía su paso a territorio egipcio. Los policías egipcios, a pesar de sus esfuerzos, se ven incapaces de frenar la afluencia de personas, que pasan de un lado a otro, y han sido objeto de una lluvia de piedras lanzadas por los palestinos.

Israel mantiene el bloqueo como respuesta a los lanzamientos de cohetes artesanales Qassam desde Gaza hacia territorio israelí. Tras varios días sin permitir la entrada de ninguna mercancía, el miércoles decidió permitir la entrada de combustible para alimentar la principal central eléctrica de la franja y de ayuda internacional. El cierre de los pasos fronterizos, además de hambre, causó la suspensión del suministro eléctrico, ya que la central eléctrica funciona con combustible.

Soldados israelíes matan a un joven palestino

Soldados israelíes han matado hoy a un adolescente palestino al abrir fuego contra un grupo de jóvenes que les lanzaba piedras en el poblado cisjordano de Beit Omer, según fuentes médicas y de la seguridad palestinas.

Por otra parte, la Policía y el Ejército israelíes continúan la búsqueda de los milicianos palestinos que -en una acción casi simultánea- mataron a un guardia de fronteras e hirieron a su compañera de patrulla a la entrada del campo de refugiados de Shuafat, al norte de Jerusalén.

Esta mañana, cuatro activistas palestinos perdieron la vida en dos ataques aéreos israelíes en Rafah, en el sur de la franja de Gaza, según fuentes médicas palestinas.

Más información