Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno británico se muestra a favor de la construcción de nuevas plantas nucleares

"Nos ayudará a cumplir con dos desafíos: asegurar el suministro y afrontar el cambio climático", asegura el ministro de Negocio y Empresas

El Gobierno británico se ha pronunciado hoy a favor de la construcción de una nueva generación de plantas nucleares para responder a las necesidades energéticas del Reino Unido.

En una comparecencia en la Cámara de los Comunes del Parlamento, el ministro de Negocio y Empresas, John Hutton, dijo que serán las compañías de energía las encargadas de financiar, desarrollar y construir las nuevas plantas nucleares.

Las plantas que se construirán suministrarán al Reino Unido una energía "limpia, segura y asequible" para responder a "un interés vital a largo plazo para el país", ha subrayado el ministro.

"La energía nuclear nos ha facilitado suministros seguros de electricidad durante medio siglo", ha agregado. "La energía nuclear nos ayudará a cumplir con dos desafíos energéticos: asegurar el suministro y afrontar el cambio climático", ha puntualizado.

Las actuales plantas británicas, que producen entre el 18 y el 20% de la electricidad, acabarán su vida útil en el 2023. Algunos países como Francia o Finlandia están construyendo nuevas plantas nucleares, y, en los EE UU, han pedido licencias para la construcción. Se prevé que las nuevas plantas nucleares de Gran Bretaña entren en servicio en 2017.

Oposición de los ecologistas

El plan del Gobierno ha sido criticado por las organizaciones ecologistas, que consideran que la construcción de nuevos reactores resultará cara, sucia y peligrosa.

La organización ecologista Greenpeace ha dicho hoy que la energía nuclear no es la respuesta a los problemas.

"Los nuevos reactores en el Reino Unido y en otros lugares, si son construidos, sólo podrán aportar un pequeño recorte en las emisiones de carbono y sólo después del 2020", señala hoy la organización en un comunicado.

"Seamos claros. La electricidad no es lo mismo que la energía", asegura la organización ecologista, que añade: "El 86% de nuestro consumo de gas y petróleo es para otros fines distintos a la electricidad. La mayor parte del gas que usamos es para cocinar y para el agua caliente, o para fines industriales. Prácticamente todo el petróleo es usado para el transporte".