Al menos cuatro muertos tras una fuerte explosión en una zona kurda de Turquía

Una bomba ha estallado cerca de un vehículo militar en Diyarbakir, donde se concentra el Ejército turco que ataca a los rebeldes del PKK

Una fuerte explosión ha dejado hoy al menos cuatro muertos y más de 50 heridos, entre ellos varios soldados, en la ciudad de Diyarbakir, un importante centro kurdo en el sureste de Turquía, cerca de la frontera norte de Irak, ha informado el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan.

La explosión ha destruido un autobús militar en el centro de la ciudad y varios coches. La televisión turca ha mostrado imágenes de coches envueltos en llamas, mientras las ambulancias y los bomberos se dirigían con prisa al sitio de la explosión, que se produjo cerca de una academia que prepara a estudiantes universitarios, por lo que entre los heridos hay muchos jóvenes.

"El lugar donde ocurrió la explosión estaba lleno de gente, hay una escuela privada justo al frente de donde sucedió", ha dicho a Reuters un policía de la ciudad. En la zona también hay un centro comercial y un hotel grande, así como instalaciones militares.

En Diyarbakir se concentra el Ejército turco que ataca desde hace varias semanas las bases del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK). Las fuerzas de seguridad turcas habían estado en alerta durante el período de fin de año, ante los temores de posibles ataques de los rebeldes kurdos, después de los bombardeos a posiciones del PKK en el norte de Irak.

Aunque nadie se ha adjudicado la autoría del atentado, las autoridades turcas sospechan que el PKK está detrás de este ataque así como de la muerte de una mujer la semana pasada por el estallido de una bomba en Estambul. Las autoridades aseguran que el explosivo usado hoy fue del tipo C-4, el que normalmente es utilizado por el PKK en sus atentados.

"Continuaremos nuestra lucha contra el terrorismo con la misma determinación, ya sea local o internacionalmente", ha dicho Erdogan a los periodistas tras el atentado. Ha informado que seis de los heridos están en condición crítica. El gobernador de Diyarbakir coloca la cifra de heridos en 68 y ha informado que la bomba fue activada a distancia.

El gobierno de Turquía y varios generales han reiterado hoy que la campaña de bombardeos aéreos contra posiciones del PKK, considerado un grupo terrorista por la Unión Europea y EE UU, en el norte de Irak continuarán "tanto tiempo como sea necesario". Ankara ha desplegado una fuerza de más de 100.000 efectivos en la frontera con Irak para combatir al PKK, al que acusa de la muerte de casi 40.000 personas desde que el grupo lanzó su campaña armada separatista en el sureste de Turquía en 1984.

Lo más visto en...

Top 50